Enrique Goldfarb

Gabinete al gusto

Como se veía venir, el cambio de gabinete dio lugar a varias adivinanzas y, una vez producido, a críticas, siendo la más socorrida la que echaba de menos el cambio político, o sea, Chadwick en Interior.

José Antonio

Entró golpeando el tablero y se escuchó fuerte. Dio lugar a una lucha intestina, de la que se dice, injustamente, que siempre ha caracterizado a la derecha. Digo injustamente, porque es algo de lo que también padece la izquierda. Si no, es cosa de ver a la Nueva Mayoría con el Frente Amplio, mezcla de revolucionarios, hippies y anarquistas.

Piñera vs Cristina

n acierto el cambio de hora de la Cuenta Pública del Presidente. Por primera vez en mucho tiempo pude verla completa. Asimismo, me gustó lo que oí. Porque si eso no es narrativa, por lo menos para mi gusto, no sé lo que sería una buena narrativa. Se han hecho muchas cosas y se mencionaron otras que son a futuro, pero era el caso mencionarlas, porque de donde vinieron, se nota que si no alcanza a hacerlas él mismo, no es porque le falten ganas.

Desigualdad que hace crecer

Enrique Goldfarb Habitualmente se oye mencionar en los medios, que Chile es uno de los países más desiguales, tanto en el continente como en la OECD, dado que su coeficiente de Gini es tan alto como 47,7, donde 0 es la igualdad absoluta y 100 la desigualdad absoluta.

¿Cuándo se jodió Chile?

Corremos un inminente peligro de caer en picada, como sucedió con Argentina y más acentuadamente con Venezuela, producto de la particular forma de gobernar que tiene la izquierda. La izquierda, fiel a su tradición marxista, cree que todo lo que constituye avance y civilización, sus normas, costumbres y reglas consuetudinarias, no son más que invenciones de la clase dominante, léase el 0,01% de los chilenos, para explotar a los ciudadanos.

La Tormenta Perfecta...de los medidores

El revuelo con los medidores inteligentes ha sido digno de Ripley, como se decía antes. A un tema que nadie entiende bien, se le endilgaron los males de Satanás y resulta ser, casi, el culpable de todo.

Reacciones frente a Isapres

Frente a la muy buena ley de reforma de la salud presentada por el gobierno, la oposición, y lamentablemente, también intelectuales que no cumplen esa condición, han levantado críticas injustificadas.

El 1% más rico

No es efectivo que la gente de menores recursos no sea favorecida. Considerando que la semi integración produce que pymes, que en su defecto quedarían exentos del pago de impuestos, entran al cuestionable “honor” de ser contribuyentes activos, y así sucesivamente hasta comprender más de 600 mil contribuyentes que al ascender en la escala de ingresos, aunque cada vez en menor proporción, ve incrementada su tasa tributaria.

Colusión opositora

Esto es una mala señal, representativa de que la República de Chile está perdiendo la primera de las calidades de este título: la política ha perdido junto a su republicanismo, la vergüenza.

Sobreexposición presidencial

La pregunta que queda en el aire es si eso es negativo o no para la causa de la libertad en el futuro. Es natural que aquellos que tengan aspiraciones presidenciales no estén conformes, por cuanto estimarían que ello opaca sus posibilidades. Sin embargo, y suponiendo que haya conformidad con el gobierno y si al menos parte del legado es transferible, no sería malo, salvo por el hecho que el peso que tendría el presidente en la designación del candidato del sector sería enorme.

El olvido de la amenaza tecnológica

Una legislación laboral apremiante para subsanar los gruesos errores de la Reforma llevada a cabo por el gobierno anterior, se ha visto entorpecida por una visión torpe de la oposición.

Izquierda irremediable

A raíz del viaje de Sebastián Piñera a Cúcuta, para asistir al concierto que sirve como fondo a la ayuda humanitaria a Venezuela, la izquierda se ha lanzado en picada a criticar el viaje.

Los derechos humanos de maduro

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, dijo que la ayuda era cancerígena; con la tranquilidad de su estómago lleno y su conciencia bloqueada, entregada en cuerpo y alma, como todo su gobierno y sus líderes, a matar o morir.

Bolívar ha muerto

Maduro se apropia de su aura, y lo convierte en una especie de demiurgo que guía los destinos no solo de Venezuela sino, así lo sueña, de todo lo que una vez fue la Gran Colombia. Entonces Bolívar pasa a ser degradado desde el Gran Libertador al Gran Tirano.

Palma Salamanca

Veo a Palma Salamanca como un soldado, o más bien un sicario, que asesina bajo las órdenes de quienes manejan los hilos de la ideología marxista. Esta ideología, entre paréntesis, y para todos los que no hayan leído la biografía de Marx, ve al resto de la sociedad que no es proletaria, como un mortal enemigo al que hay que eliminar.

Ley Machuca

Es increíble lo que puede hacer el progresismo para quemar etapas en la escala social, y llegar a la igualdad de clases. Tomando la educación como campo de batalla, idearon una reforma profundamente ideológica, que nos ha conducido a un sistema escolar y universitario aberrante.

Igualar a los que no son iguales

La izquierda dice que forzar la igualdad contagia benévolamente a los peores, por el contacto forzado con los mejores. Es justo al revés. Los buenos se ponen más malos

​Desafíos de Bolsonaro

Bolsonaro tiene en carpeta algunas municiones. Mano dura contra la delincuencia. El juez del Lavajato para la corrupción. Y un programa económico moderno de privatizaciones y reforma de pensiones. El problema es que necesitará leyes drásticas y sólo cuenta con el 10% del parlamento.

​El Negacionismo y JA Kast

Sin entrar siquiera en la incoherencia manifiesta entre quienes se manifiestan contrarios a castigar el negacionismo y ahora adhieren a las penas del infierno si se defiende a JA Kast, me parece que quien no aprende de la historia, sufre por ella.

​La otra Camila

Los atropellos a los derechos humanos en los que lamentablemente incurrió en sus inicios el gobierno militar se los contrasta con una santa inocencia (fuertemente armada y organizada) de la izquierda de ese entonces. Sin embargo, con lo que se debe comparar es con la proyección de lo que hubiera sido Chile si el comunismo se hubiera consolidado en este país.