​Economía chilena creció 0,3% en primer trimestre con alza de 6,7% en el gasto

|

Santiago 4

La actividad económica creció 0,3% en el primer trimestre respecto de igual periodo del año anterior, en tanto, la demanda interna aumentó 6,7%, informó este martes el Banco Central a través del Informe Cuentas Nacionales del período.

El efecto calendario resultó igual a -0,4 puntos porcentuales, explicado por la comparación con el año anterior que fue bisiesto y, adicionalmente, por un día hábil menos. Desde la perspectiva del origen, destacó el aumento del comercio y, en menor medida, de las actividades agropecuario-silvícola y la industria manufacturera. Compensaron parcialmente el resultado anterior, las actividades de servicios y la construcción, que se vieron impactadas por los efectos de la emergencia sanitaria asociada al Covid-19, que influyó en la movilidad de las personas y el normal funcionamiento de establecimientos productivos.

Acorde a cifras con ajuste estacional, el producto interno bruto (PIB) presentó un crecimiento de 3,2% respecto al trimestre anterior, impulsado por las actividades de servicios, destacando la contribución de los servicios personales y, en menor medida, de los servicios empresariales y transporte.

Desde la perspectiva del gasto, el crecimiento del PIB en el primer trimestre fue liderado por una mayor demanda interna. En tanto, las exportaciones netas se redujeron, compensando en gran parte lo anterior.

El gasto interno creció impulsado tanto por el consumo como por la inversión. El primero en respuesta a un mayor gasto de los hogares, en particular de bienes durables, incidido por las medidas económicas de apoyo a los hogares y los retiros parciales de los fondos previsionales. En tanto, la mayor inversión se sustentó en una acumulación de existencias en el trimestre; con ello, el ratio acumulado en doce meses fue de -0,3% del PIB, a precios del año anterior. Por su parte, la formación bruta de capital fijo (FBCF) registró una variación de 0,7%; el componente de maquinaria y equipo aumentó y, en contraste, la inversión en construcción y otras obras cayó.

Respecto del comercio exterior de bienes y servicios, las exportaciones se redujeron 5,1% y las importaciones aumentaron 17,0%. En las primeras, el resultado se explicó principalmente por menores exportaciones de cobre y servicios. En tanto, en las importaciones destacaron las internaciones de bienes, en particular de maquinarias y equipos con destino consumo e inversión.

En términos desestacionalizados, la demanda interna continuó mostrando signos de recuperación, creciendo 8,8% en términos trimestrales. Este resultado se vio incidido por la flexibilización gradual de las medidas de control sanitario y una mejor adaptación de los hogares y empresas a la emergencia sanitaria. En efecto, el trimestre registró crecimiento en todos los componentes de la demanda interna, destacando la variación de existencias y, en menor medida, el gasto de los hogares en servicios.

El ingreso nacional bruto disponible real (INBDR) creció 4,3%, impulsado por un aumento en los términos de intercambio. Este efecto fue en parte compensado por mayores rentas netas pagadas al exterior.

El ahorro bruto total ascendió a 23,9% del PIB en términos nominales, compuesto por un ahorro nacional de 21,9% del PIB y un ahorro externo de 2,0% del PIB, correspondiente al déficit en cuenta corriente de la Balanza de Pagos.

Considerando los desafíos que la crisis sanitaria ha impuesto sobre la recolección de datos básicos, el Banco Central de Chile ha hecho esfuerzos adicionales con sus proveedores de información para minimizar el impacto en la calidad de las estadísticas. Sin embargo, es importante señalar que las cifras publicadas en esta oportunidad podrían estar sujetas a revisiones mayores que las registradas históricamente, las cuales serán difundidas de acuerdo al calendario de publicaciones y revisiones de Cuentas Nacionales disponible en la página web institucional.

Cuentas Nacionales