Terminal portuario y almacén aduanero en Puerto Montt: ​FNE propone separar licitaciones y limitar participación de usuarios relevantes

|

FNE

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) intervino ayer en la audiencia pública realizada ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) sobre el proceso de licitación que realizará la Empresa Portuaria de Puerto Montt y propuso medidas para fomentar la participación de más oferentes en el proceso y mitigar posibles riesgos derivados de integración vertical y horizontal en este mercado.

La operación bajo análisis consiste en la licitación que la Empresa Portuaria Puerto Montt (EMPORMONTT) realizará para entregar la concesión del Recinto Portuario de esa ciudad, de un terreno en el sector de Panitao para un futuro muelle y de un Recinto Extraportuario para zonas de inspección y depósito aduanero.

En la audiencia, la FNE solicitó al Tribunal que ordene separar en una licitación distinta la concesión del recinto extraportuario y que establezca algunas medidas estructurales y conductuales a las que deberá someterse el futuro concesionario del recinto portuario.

Frente a los riesgos de una integración vertical, la FNE pidió al Tribunal que restrinja a un máximo de 40% la participación que los usuarios relevantes del puerto puedan tener en la propiedad, derechos societarios o utilidades de la empresa concesionaria, o en un porcentaje que en ningún caso sea superior al 60%.

Estos planteamientos están desarrollados con más detalle en el informe entregado por la FNE al Tribunal en noviembre pasado.

El procedimiento llevado a cabo por el TDLC es exigido en la Ley N° 19.542 de Puertos, que requiere a las empresas portuarias públicas contar con un informe del Tribunal para otorgar concesiones hasta por 30 años cuando lo adjudique a un solo operador o no exista en la región otro frente de atraque público capaz de atender a la nave de mayor envergadura y capacidad que lo utilice.