​Gasto en Chile: Consumo de hogares e inversión empujaron el carro en abril-junio

|

Comercio


La economía chilena creció 1,9% anual en el segundo trimestre. El Banco Central lo informó este lunes a través del informe Cuentas Nacionales. Desde la perspectiva del gasto, consigna el reporte, el PIB creció impulsado por una demanda interna expandiéndose a una tasa anual de 1,8%. El consumo de los hogares aumentó en el período, aunque a un ritmo menor que el trimestre anterior y la FBCF incrementó su dinamismo alcanzando una tasa de 4,8%. Por otro lado, se observaron disminuciones tanto en las exportaciones como en las importaciones, con un efecto neto positivo en el PIB.

La demanda interna creció menos que en el trimestre anterior. (1,8% vs 2,6%) El ascenso del consumo de hogares y la FBCF explicaron principalmente este resultado, mientras que la variación de existencias compensó parcialmente lo anterior.

El consumo de los hogares creció 2,3% en el segundo trimestre y, al igual que en el período anterior, fue impulsado mayormente por el consumo de servicios. En tanto, el consumo de durables cayó por segundo trimestre consecutivo. Respecto de los servicios, destacó el gasto en salud y servicios de transporte; el consumo de no durables creció impulsado por el gasto en alimentos, bebidas y tabaco. Finalmente, la caída en durables se explicó principalmente por menores ventas de automóviles, efecto contrarrestado parcialmente por un aumento en las compras de teléfonos móviles y televisores.

La FBCF exhibió cifras positivas en sus dos componentes, siendo construcción la de mayor incidencia. En ésta última destacó el aumento de obras de ingeniería, lideradas por obras mineras y de transporte. Por su parte, la edificación también creció.

En tanto, el componente maquinaria y equipo creció principalmente por la inversión en maquinaria de uso industrial y productos electrónicos, mientras que la variación de existencias incidió a la baja en el período, alcanzando un ratio de 1,2% del PIB, a precios del año anterior.


Comercio exterior


Respecto del comercio exterior de bienes y servicios, las exportaciones e importaciones se redujeron en 3,2% y 3,5%, respectivamente.

Las exportaciones de bienes cayeron 4,4% arrastradas por la minería, donde si bien los envíos de minerales de cobre y sus concentrados aumentaron, este resultado fue más que compensado por las menores exportaciones de cobre refinado y hierro. También se registraron caídas en los productos metálicos, maquinaria y equipos, debido a una alta base de comparación en la exportación de equipo de transporte marítimo.

Por su parte, las exportaciones de servicios aumentaron, destacando los servicios de transporte.

Las importaciones de bienes cayeron un 4,6%; productos metálicos, maquinarias y equipos, combustibles, productos químicos y productos textiles y vestuario explicaron mayormente este resultado. En contraste, las importaciones de servicios aumentaron.

El deflactor de la demanda interna creció 3,1%. Por su parte, el deflactor del consumo total aumentó 2,4%, el del consumo de hogares, 2,3% y el del consumo de gobierno, 2,9%. El deflactor de la FBCF creció 4,4%, con un alza de 3,2% del componente construcción y otras obras y de 6,8% del componente maquinaria y equipos. En tanto, el precio de las exportaciones de bienes y servicios aumentó 4,7% y el de las importaciones creció 7,6%.

Cuentas Nacionales 2T