¿Sabe usted que se debe esperar de un concejal? ¿Tiene su candidato las competencias para hacerlo?

|


A1Ahora que soy candidato, INDEPENDIENTE de todo pacto y partido, a concejal -oficialmente aceptado por el SERVEL- me he dedicado a conversar con mis posibles electores sobre que esperan de un concejal. Para mi sorpresa hay una buena cantidad de personas que desconocen lo que debe hacer un concejal y esperan cosas que no están entre sus funciones. Pocos se refieren a lo que efectivamente es la principal tarea de un concejal individualmente y a través del Concejo Municipal como cuerpo colegiado. La ley Orgánica Constitucional de Municipalidades es clara al respecto, “En cada municipalidad habrá un concejo de carácter normativo, resolutivo y fiscalizador, encargado de hacer efectiva la participación de la comunidad local y de ejercer las atribuciones que señala esta ley.”

Las principales atribuciones de un concejal son:

a) Elegir al alcalde, en caso de que se produzca vacancia en el cargo.

b) Pronunciarse sobre el plan comunal de desarrollo, el presupuesto municipal, (entre otras materias)

c) Fiscalizar el cumplimiento de los planes y programas de inversión municipal y la ejecución del presupuesto municipal, analizar el registro público mensual de gastos detallados que lleva la Dirección de Administración y Finanzas.

d) Fiscalizar las actuaciones del alcalde y formularle las observaciones que le merezcan.

e) Recomendar al alcalde prioridades en la formulación y ejecución de proyectos específicos y medidas concretas de desarrollo comunal.

f) Solicitar informe a las empresas, corporaciones o fundaciones municipales, y a las entidades que reciban aportes o subvenciones de la municipalidad.

g) Fiscalizar las unidades y servicios municipales.

h) Supervisar el cumplimiento del plan comunal de desarrollo.

Esto entre otras atribuciones que menciona la ley de Municipalidades.

Las principales actuaciones de los concejales son a través del Concejo Municipal. La ley establece cuales son las principales funciones de este, a saber:

a) Dictar las ordenanzas municipales y el reglamento que establecen la organización interna del municipio.

b) Aprobar el plan comunal de desarrollo, el presupuesto municipal y los de salud y educación, los programas de inversión, el plan regulador comunal y las políticas de recursos humanos, prestación de servicios municipales y de concesiones, permisos y licitaciones.

c) Resolver materias en que las leyes exigen acuerdo del concejo.

d) Fiscalizar la gestión del alcalde, especialmente para verificar que los actos municipales se hayan ajustado a las políticas, normas y acuerdos adoptados por el concejo.

e) Fiscalizar el cumplimiento de los planes y programas de inversión municipal

f) Fiscalizar la ejecución del presupuesto.

Una de las cosas que los ciudadanos no saben es que las sesiones del Consejo Municipal son públicas, es decir puede asistir a ellas cualquier ciudadano sin invitación, a menos que dos tercios de los concejales presentes en la reunión acuerden que esa sesión sea secreta.

Parte del problema de porqué algunos concejales no cumplen con la función que la ley establece es porque los requisitos para ser concejal son bastante básicos: Ser ciudadano con derecho a sufragio, saber leer y escribir, tener residencia en la región a la que pertenezca la respectiva comuna o agrupación de comunas, a lo menos durante los últimos dos años anteriores a la elección, tener su situación militar al día.

Se sabe de algunos logros extremadamente meritorios conseguidos por analfabetos, pero me asalta la duda si saber leer y escribir es suficiente para aprobar el plan comunal de desarrollo, revisar, aprobar y fiscalizar la ejecución del presupuesto municipal o el de salud o educación, el plan regulador comunal y las políticas de recursos humanos, concesiones, permisos y licitaciones y en general fiscalizar la gestión del alcalde. Opino que para realizar correctamente esas tareas se necesitan habilidades cognitivas más complejas que simplemente saber leer y escribir.

Como los partidos políticos hace tiempo que perdieron la brújula con respecto a la profundización de la democracia, normalmente no eligen a los candidatos más aptos para gobernar, sino a los con mejor potencial electoral, característica que muchas veces no tiene nada que ver con sus competencias para desempeñar el cargo. Así los partidos suelen elegir a figuras de la farándula, músicos, deportistas, actores, locutores, opinólogos, que muchas veces no han tenido ninguna vinculación con manejar un municipio, o ser miembro de un Concejo Municipal, o formular leyes, o aprobar el presupuesto regional o nacional. Los partidos políticos logran con estos candidatos faranduleros lo que querían, que aumente su caudal de votos y su influencia en la política nacional o local; pero es una victoria a lo pirro, porque con ese ardid debilitan la democracia, que “declaran cautelar”

El resultado está a la vista, tenemos muchos malos legisladores, COREs, Alcaldes y concejales, que no hacen la pega para la cual fueron electos, sino un trabajo TOTALMENTE DISTINTO, y dejan vacante la función para la cual fueron electos y contratados. Eso sin considerar los cada día más frecuentes casos de corrupción que alejan más aún a las autoridades de cumplir la función para la cual fueron electos y por la cual el Estado les paga un salario.

La desubicación de los partidos políticos para elegir a los candidatos solo es superada por la desinformación de algunos electores con respecto a las funciones de los distintos cargos. A los diputados y senadores se les suele pedir acciones concretas, como si fueran alcaldes o ministros. La gran mayoría no espera de ellos que hagan buenas leyes, ni es esa la causa de su reelección; de hecho varios de los mejores legisladores no han logrado ser reelectos; pero si lo logran quienes son generosos financiando y participando en cuanta actividad social hay. De los concejales no esperan que fiscalicen al alcalde y aprueben y supervisen la ejecución de los presupuestos municipales, sino que muestren su cercanía a la comunidad asistiendo a cuanto evento social o funeral que se desarrolle en la comuna.

Urge educación cívica para que los electores y los partidos aprendan a elegir a sus representantes y exigirles las funciones para las cuales son electos.

¿Tiene usted las razones adecuadas para elegir al concejal por el que votará?


Mario Astorga De Valenzuela