Mario Astorga



Mario Astorga

Actualmente el 95% de los chilenos no se siente representado por partido político alguno; pero si a usted no le gusta como está la política ahora y por eso no cree en los políticos, TENGA CUIDADO CON LA SEÑAL ESTÁ DANDO AL VOTAR.Por ejemplo, si usted vota por un independiente que va en la lista de PDC, gracias a la Cifra Repartidora, no solo está votando por esa persona, ESTÁ VOTANDO POR el PDC; ADEMÁS está votando por todos los otros candidatos que van en la lista del PDC, y además, está votando por TODOS los partidos que van en ese Pacto Electoral, en este caso el PRO de MEO y Ciudadanos.

Mi postura siempre ha sido que no debemos hacer pagar a justos por pecadores; por ello es importante no tomar partido en los casos de corrupción hasta que se terminen las investigaciones y se conozcan todos los antecedentes. Ensuciar la honra de inocentes es muy fácil, limpiarla, cuando se demuestra su inocencia es casi imposible. 

Ahora que soy candidato, INDEPENDIENTE de todo pacto y partido, a concejal -oficialmente aceptado por el SERVEL- me he dedicado a conversar con mis posibles electores sobre que esperan de un concejal. Para mi sorpresa hay una buena cantidad de personas que desconocen lo que debe hacer un concejal y esperan cosas que no están entre sus funciones.

Me cuesta pensar que el gobierno y el Congreso no estén conscientes de los graves daños que la informalidad produce en la economía, las arcas fiscales, la previsión de los trabajadores y a la salud de las personas. Los daños a la recaudación fiscal están a la vista, ya que los informales no pagan ni IVA, ni PPM, ni impuesto a la renta, ni patentes municipales, ni recolección de basura, por mencionar algunas evasiones.

Todas las encuestas durante las primeras semanas del Estallido Social lo decían claramente, la gente salió a las calles por mejor educación, mejores pensiones, mejor salud, en general por más justicia y dignidad. Todas las demás opciones estaban mucho más abajo en el ranking de preferencias.

Primera versión muy difundida en los medios de comunicación y RRSS: Una pareja de Carabineros ingresó a un hogar del SENAME en Talcahuano y disparó en contra de niños del hogar. Consecuencia, el Carabinero fue dado de baja. Es la gota que rebalsó el vaso y el Director General de Carabineros se ve obligado a renunciar y toda la clase política acuerda la total reforma de Carabineros.

Yo creía que los chilenos compartían con Churchil la idea que la democracia es el peor sistema de gobierno, a excepción de todos los demás que se han inventado, pero tristemente me tengo que convencer, NO ES ASÏ.

El financiamiento COVID con Garantía estatal no ha llegado a los restaurantes, la mayoría ha recibido créditos por menos de la mitad de un mes de ventas, y no los tres meses que prometían los créditos COVID, y muchos de nosotros hemos debido proveer garantías adicionales.

Esa declaración, junto a la que en días anteriores habían hecho las organizaciones que reúnen a las PyMEs, han sido muy bien recibidas por la ciudadanía.Los empresarios disponen de múltiples caminos para participar de la vida política del país, individualmente o a través de sus gremios: en las elecciones de autoridades nacionales y locales, en la elección de sus representantes gremiales, en la relación de sus ejecutivos con las comunidades locales, a través de declaraciones como las comentadas, a través del silencio -sobre todo cuando el resto del país espera una toma de posición de parte de ellos, a través de financiar a ciertos candidatos, a través de la compra de publicidad en los medios que le son afines, a través del patrocinio de algunos programas de radio y TV, o a través de las razones esgrimidas para quitar dicho patrocinio.Hace unas pocas semanas un empresario le comunicó al gerente de un medio de comunicación que, a través de sus empresas, había dejado de anunciar en un exitoso programa, conducido por un empresario y dirigente agrícola  “por la deplorable actitud de CNN y CHV (Chilevisión) en los momentos en que Chile necesitaba de un periodismo serio, objetivo y libre de sesgo político”.

La mayor parte de los chilenos quiere lo mejor para Chile, los ricos y los pobres, la gente culta e informada y los menos educados, la gente de izquierda, centro y derecha Las diferencias están en los enfoques y prioridades.