FMI recorta proyección para el PIB de A. Latina este año, Brasil y México los más golpedados de la región

|


FmiDe acuerdo a la actualización de las perspectivas de la economía mundial, contenidas en el informe elaborado por el Fondo Monetaria Internacional (FMI), las economías de América Latina sufrirán una contracción mayor a la prevista este año debido a la pandemia de coronavirus.  El reporte, entrehado este miércoles por el organismo, advierte que en momentos en que la región enfrenta elevadas tasas de infección que obstaculizan la recuperación.

La entidad, por lo pronto, recortó su cálculo para la variación del PIB de la región a un declive de 9,4% en 2020, en relación a la baja de 4,2% estimada en abril.

“En América Latina, donde la mayoría de los países aún están luchando para contener las infecciones, se proyecta que las dos economías más grandes, Brasil y México, sufran contracciones de 9,1% y 10,5%, respectivamente, en 2020”, precisó, aunque destacó que la economía de Brasil rebotará un 3,6% en 2021 y la de México un 3,3%. En Argentina, la tercera economía latinoamericana, la estricta cuarentena y la paralización productiva ocasionará un retroceso del 9,9% de su PIB este año, con una recuperación proyectada de 3,9% en 2021.


ECONOMIAS AVANZADAS


Según las proyecciones del Fondo, el grupo de economías avanzadas crecerá –8,0% en 2020; o sea, 1,9 puntos porcentuales menos que lo proyectado en abril. “La actividad parece haberse visto más vapuleada durante el primer semestre del año que lo previsto, con indicios de distanciamiento voluntario incluso antes de la imposición del confinamiento. Esto hace pensar también en una recuperación más paulatina durante el segundo semestre, ya que es probable que persista el temor a la infección. Se prevén desaceleraciones profundas y sincronizadas en Estados Unidos (–8,0%); Japón (–5,8%); el Reino Unido (–10,2%); Alemania (–7,8%); Francia (–12,5%) , Italia y España (–12,8%). Se prevé que en 2021 la tasa de crecimiento de las economías avanzadas mejorará a 4,8%; en consecuencia, el PIB del grupo en 2021 se ubicará alrededor de 4% por debajo del nivel de 2019”, consignó.


CHINA LA EXCEPCION


Enfatizó que “por vez primera, se proyecta un crecimiento negativo para todas las regiones en 2020. Pero aun así se observan importantes diferencias entre las economías a escala individual, en función de la evolución de la pandemia y la eficacia de las estrategias de contención; las diversas estructuras económicas (por ejemplo, dependencia de los sectores gravemente afectados, como turismo y petróleo); el uso de flujos financieros externos, incluidas las remesas; y las tendencias del crecimiento previas a la crisis”.

Los riesgos a la baja siguen siendo significativos, añadió, y el escenario a futuro dependerá en gran medida de la capacidad de los países para contener la emergencia sanitaria, reactivar la producción y el empleo, y reflotar la demanda doméstica.

Entre las economías de mercados emergentes y en desarrollo, “el impacto que los trastornos internos asestarán a la actividad sería más parecido al escenario a la baja contemplado en abril, contrarrestando holgadamente la mejora del ánimo de los mercados financieros. La revisión a la baja refleja también la agudización de los efectos de derrame producidos por el debilitamiento de la demanda externa. La revisión a la baja de las perspectivas de crecimiento de las economías de mercados emergentes y en desarrollo en 2020–21 (2,8 puntos porcentuales) supera la revisión de las economías avanzadas (1,8 puntos porcentuales). Con la exclusión de China, la revisión a la baja del grupo en 2020-21 es de 3,6 puntos porcentuales”, apuntó el organismo. Al respecto, mencionó que “en China, donde está en marcha la recuperación tras la fuerte contracción registrada en el primer trimestre, se proyecta un crecimiento de 1% en 2020, apoyado en parte por políticas de estímulo.”

Panorama FMI