Gimnasios buscan revertir pérdidas por la pandemia: podrán funcionar en Paso 2

|


A1Casi 2 mil gimnasios en todo Chile se quedaron sin ingresos desde el 20 de marzo del año pasado, cuando la pandemia azotó con todo en el país, y los diferentes servicios y comercio tuvieron que cerrar sus puertas. El 30% de estos cerró sus puertas definitivamente.

La Asociación de Gimnasios de Chile calcula pérdidas por US$400 millones, y un daño sustancial a los trabajadores, llegando el desempleo del sector a más de un 50% mientras el 90% del restante, mantuvieron la vinculación laboral con la reducción del ingreso tras acogerse a la Ley de Protección del Empleo.

Ahora, por primera vez en meses, ven la luz luego de que la autoridad anunciara la autorización para que estos establecimientos puedan funcionar a partir del Paso 2, de Transición, variando el aforo según la fase sanitaria.

“Esta es una buena noticia para nosotros y es el resultado de un trabajo largo que realizamos para demostrar a las autoridades que podíamos funcionar. Les demostramos con estudios en mano que la posibilidad de contagio en un gimnasio es menor a un 0,03% si se cumplen con todos las medidas y cuidados de salud”, explica Marcela Díaz, presidenta de la Asociación de Gimnasios y gerenta de Sportlife, quien acompañó al ministro de Economía, Lucas Palacios, cuando la autoridad anunció el permiso para funcionar.

Díaz asegura que los dueños de gimnasios son los más entusiastas en respetar los aforos y las exigencias sanitarias, “porque de eso depende que nos volvamos a parar y podamos recuperar lo perdido. Junto a la autoridad hemos establecido un protocolo que permite la atención presencial siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Salud”.

Entre las medidas que se adoptaron está la de pedir reservas para la atención presencial, lo que permite llevar la trazabilidad con mayor certeza. Una persona podrá encontrar un desinfectante en cada una de las áreas del gimnasio, además, el protocolo en Paso 2 permite una persona cada ocho metros cuadrados en la sala de máquinas, esto se traduce en una reducción de las máquinas disponibles, las que estarán distribuidas con una distancia de dos metros. De esta forma, se controla también el aforo.

Las clases o actividades en espacios cerrados, tales como zumba, artes marciales, entre otras, se podrán realizar con un foro de cinco personas, el número aumenta a ocho y 12 en los Pasos 3 y 4 respectivamente. Si es al aire libre la cantidad máxima de personas va desde 10 en Paso 2, hasta 25 en Paso 3 y 50 personas en el 4.

Díaz aseguró que, durante diciembre, que fue cuando se les permitió funcionar en Paso 3, “no se registraron contagios en gimnasios. Y en los estudios que le presentamos a la autoridad se demostró que los gimnasios son 500 veces más seguros que un espacio público promedio”.

La investigación fue realizada mediante un software especializado en gestión de la experiencia de clientes en gimnasios, IHRSA y MXM. Durante este estudio se recopilaron datos de 2.873 centros de acondicionamiento físico en Estados Unidos entre el 1 de mayo y el 6 de agosto de 2020. Durante ese período los gimnasios tuvieron 50 millones de visitas y aproximadamente el 0,0023% de esos registros dieron como resultado una prueba positiva de Covid-19.

“Queremos que nuestros alumnos estén seguros, nosotros no solo queremos recuperar nuestros negocios y el empleo, sino que también queremos potenciar la actividad física que se perdió durante los meses de cuarentena y que afectó a muchos alumnos también. Estos son espacios seguros, de actividad física para todos los gustos y niveles, donde apuntamos tanto a la salud física como a la mental”, finalizó Marcela Díaz.