​Movilidad en pandemia: El 50% de los capitalinos seguirá privilegiando el uso del auto particular

|

A1

Con el objetivo de proyectar los cambios que está generando la pandemia en la movilidad urbana, una investigación de Automóvil Club de Chile reveló que el 50% de los usuarios seguirá privilegiando el uso del automóvil para desplazarse por la ciudad, y que el 44% está fomentando sus traslados como peatón en desmedro de otros medios de transportes, incluso por sobre el uso de la bicicleta (23%).

La encuesta, realizada a 500 personas de ambos sexos y de diferentes estratos sociales de las comunas urbanas del Gran Santiago, mostró que el 80% de los usuarios limitará hasta fin de año sus traslados por la ciudad por temor a contagiarse de Covid-19. Por esa razón, el 62% de los encuestados señaló que evitará usar los buses del Transantiago, el 57% el Metro y el 50% los colectivos, el 38% los taxis, el 35% las aplicaciones móviles y cerca de un 30% el servicio de arriendo de bicicletas y scooters. Solo el 32% de la muestra está decididamente dispuesta a no usar su automóvil particular si las condiciones sanitarias del transporte público mejoran.

“El transporte público y los sistemas de transportes compartidos y de arriendo no están generando confianza, y la población no percibe que se le esté proporcionado un nivel de servicio suficiente que, al mismo tiempo, permita mantener las condiciones de seguridad que se necesita en la actual contingencia. La mayor sensación de bioseguridad la siguen encontrando en el auto, como peatones o arriba de una bicicleta”, aseguró Alberto Escobar, gerente de Movilidad de Automóvil Club de Chile.

La investigación social de Automóvil Club también detectó que cerca del 10% de los encuestados tuvo que vender su vehículo en medio de esta crisis sanitaria, mientras que un 20% utilizó el retiro de los fondos previsionales para comprarse uno. Además, cerca del 20% de los encuestados aseguró que está evaluando adquirir un medio de transporte que les garantice evitar el contacto físico y las aglomeraciones durante el periodo que se extienda la crisis sanitaria. Según la muestra, el orden de preferencia de compra sería el automóvil, la bicicleta, la motocicleta y el scooter.

En relación al estado emocional que ha provocado la pandemia en los traslados por la ciudad, el 33% aseguró que conduce aún con sensación de estrés, el 31% lo hace de manera irritable y cerca del 30% reconoció aún siente algún tipo de temor al momento de subirse a un vehículo luego de meses de confinamiento. Además, el 41% reveló que aún no se ha podido acostumbrar a los cambios generados dentro del espacio vial con esta “nueva normalidad”.

“Pese a los intentos de redistribuir el espacio vial y fomentar los traslados en los modos de transportes asociados a la micro-movilidad, el uso del auto predominará y es la primera opción que tienen los chilenos para sentirse seguros en esta crisis sanitaria. La saturación vial que se aproxima provocará que nos enfrentemos a un problema serio en las calles, donde la lucha por el espacio irá predominando entre quienes no están dispuestos a bajarse del vehículo y aquellos que opten por otras formas de movilización”, sostuvo Escobar.

Frente a la situación de un segundo rebrote en el país, y que retornen las medidas restrictivas de desplazamiento, la encuesta reveló que los usuarios seguirán privilegiando el uso del automóvil (46%), muy por encima de la opción de utilizar los buses del transporte público (12,5%), el Metro (8,3%) e, incluso, por sobre la bicicleta (5%). Finalmente, el estudio confirmó que durante estos ocho meses de emergencia sanitaria el 42% de los automovilistas ha tenido que posponer la visita a la revisión técnica, y el 25% aún mantiene pendiente el pago del permiso de circulación. Además, el 16% reconoció que mantiene impago su seguro automotriz.