​76% de las mujeres dice presentar algún síntoma de trastorno del sueño en su vida

|

Sueu00f1o


Dormir lo suficiente es vital, pero de la misma importancia es la calidad del sueño. Las condiciones biológicas únicas de la mujer como el ciclo menstrual, el embarazo, la lactancia y la menopausia pueden afectar el buen dormir, lo que se relaciona directamente con los cambios en los niveles de hormonas que experimenta cada mes y a lo largo de su vida.

Según datos entregados por la revista Sleep Medicine, el 76% de la mujeres adultas presentan al menos un síntoma de algún trastorno del sueño, mientras que la National Sleep Foundation reporta que el 78% de ellas cuenta con un deficiente sueño durante el embarazo y el 30% comienza a roncar producto de la hinchazón de las vías nasales. En períodos de menopausia, el 61% cuenta con síntomas de insomnio, además de aumentar el riesgo de tener apnea del sueño.

“Cada día llegan más mujeres tratando problemas para dormir producto del embarazo. Al comienzo se debe a la posición, al calor, la preocupación y la sensibilidad, y luego, una vez que nace el hijo el sueño de la mujer se fragmenta. Esto, produce mayor cansancio ya que no llega a etapas profundas del sueño; se olvidan de algunas cosas, el rendimiento es más bajo y el dolor de cabeza es una constante”, explica María Victoria Cargioli, neuróloga y especialista en sueño de Clínica Somno.

La menopausia en tanto, es la etapa de mayores cambios hormonales, físicos y psicológicos, donde disminuye la producción de estrógeno y progesterona. “Aquí, el cambio hormonal hace que los tejidos del cuerpo se relajen; viene un aumento de peso, cambios en el ánimo y aumentan los ronquidos y con ello la llegada de la apnea del sueño”, detalla la especialista.

¿Qué hacer para conciliar el sueño durante estas etapas? Desde Clínica Somno, Centro especialista en Medicina del Sueño, entregan algunas recomendaciones para tener un buen dormir durante el embarazo, lactancia y menopausia:


1. Duerma de lado: Si se encuentra en el tercer trimestre de su embarazo, duerma sobre su lado izquierdo para permitir mejor flujo de sangre hacia el feto, su útero y riñones. Evite acostarse sobre su espalda (boca arriba) por mucho tiempo.

2. Beba mucho líquido: Ideal si es durante el día. Disminúyalo antes de acostarse para no interrumpir el sueño profundo con las ganas de ir al baño.

3. Coma saludable: Evite comer grandes platos y las comidas que son picantes o ácidas, especialmente antes de acostarse, ya que pueden provocar sofocos de calor. Incluya algunas veces recetas ricas en soya, ya que pueden reducir al mínimo los sofocos de calor.

4. Ejercítece: Haga ejercicio regularmente para sentirse saludable, y ayudarse a mejorar la circulación y a reducir los calambres en las piernas.