Ventas del comercio minorista RM cayeron en primer bimestre

|


Comercio minorista

Las ventas minoristas de la Región Metropolitana, medidas en términos de locales equivalentes, cayeron un 2,7% en enero, mientras que en febrero evidenciaron una baja real anual de 3%, según el indicador que elabora mensualmente el Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CNC).

Dado estos resultados, el primer bimestre del año (enero-febrero) marcó una baja de 2,8% en las ventas del sector, por debajo de la caída de 1,1% experimentada en igual período de 2018.

Al analizar los trimestres móviles se registra una merma de 1,8% en el período diciembre-febrero, en línea con el período anterior.

El negativo desempeño mostrado por la actividad en la RM, en términos de locales equivalentes durante enero y febrero está en línea con la debilidad del retail evidenciada a fines de 2018.

“Varios han sido los factores que han marcado esta debilidad del sector, por un lado, el mercado laboral que se mantiene débil, donde se ha visto en los últimos meses un aumento de los cuenta propia, junto a un menor crecimiento en los asalariados del sector privado. El comportamiento de los ocupados, junto un alza anual en las remuneraciones reales que aún se mantiene por debajo de lo registrado hace un año, han hecho que el crecimiento de la masa salarial aun no logre despegar, manteniendo una tendencia plana en los últimos períodos, y más bien decreciente si miramos solo el comportamiento de la masa salarial de los asalariados”, explica Bernardita Silva, gerente de Estudios CNC.

Por otro lado, está el pesimismo de los consumidores, donde según el índice de confianza de GFK Adimark este alcanzó en febrero 46,3 puntos marcando así seis meses en terreno pesimista, donde la gente muestra estar más preocupada por la situación del país y un eventual mayor desempleo, más que por la situación personal, lo que podría llevar a pensar que sus restricciones de consumo están más asociadas a una inseguridad futura respecto al bienestar del país.

“Por último, también afectó al sector la menor llegada de argentinos este verano, donde según cifras de sernatur solo en enero entraron un 48% menos que en igual mes de 2018 lo que implicó 253.000 argentinos menos, resintiendo también al comercio minorista”, agrega Silva.

El 2018 el PIB del país alcanzó un alza de 4%, donde el Comercio habrá sido el motor de la economía, alcanzando un alza 5%, con un segundo semestre que se desaceleró respecto al primero. Sin embargo, dentro del sector no todo fue tan positivo y el crecimiento estuvo principalmente liderado por el sector Automotriz y el sector Mayorista, pero la categoría Minorista -sin contar automóviles- cerrará el año con un débil crecimiento por debajo de lo reportado el 2017.