CMF presenta radiografía de la actividad bancaria a nivel regional

|

Banca

La Comisión para el Mercado Financiero (CMF) publicó hoy la cuarta versión del Informe Anual de Estadísticas Bancarias Regionales.

El documento presenta una radiografía de la actividad bancaria a nivel regional, con el objetivo de contribuir a la evaluación de las economías locales en materia de acceso y cobertura de servicios financieros

En esta oportunidad, el Informe contempla una serie de perfeccionamientos respecto de versiones previas. Entre ellas destaca el avance en la actualización de la información y la introducción de fichas detalladas para cada región.

Para este año, el foco de atención del informe se centra en los efectos económicos derivados de la pandemia COVID-19 y las medidas tomadas por la autoridad para enfrentar este periodo.

De esta forma, entre las principales conclusiones del Informe destacan:


Captaciones bancarias

Respecto de la oferta de productos bancarios, a junio de 2021 las captaciones bancarias - estos son depósitos en cuentas corrientes o en cuentas de ahorro, depósitos a la vista o a plazo- experimentaron un crecimiento inferior a su promedio histórico, llegando a un incremento de 5,8% anual.

A nivel regional, se observó una redistribución de captaciones, que en promedio aumentaron un 42,3% respecto a junio de 2020 -con la mayor alza en la región de Atacama (52,4%)- frente a una disminución de 2,9% de la región Metropolitana en el mismo periodo.

Por el lado de la demanda de productos bancarios, el Informe revela que los retiros de fondos previsionales y las ayudas monetarias del Estado permitieron que los productos de ahorro y de administración del efectivo pertenecientes a personas aumentaran sus saldos de forma significativa entre 2020 y 2021, con alzas de 89% y 20,4% respectivamente.

Por su parte, los instrumentos de ahorro y administración del efectivo pertenecientes a empresas disminuyeron durante el mismo periodo.


Créditos bancarios

Las colocaciones bancarias mostraron un leve aumento de 0,5% entre junio de 2020 y junio de 2021, siendo esto último compatible con una menor actividad económica observada en pandemia.

A nivel regional, destacan Arica y Parinacota (6,4%), y Metropolitana (-0,9%), regiones que presentan el mejor y peor desempeño, respectivamente.

En tanto, la deuda promedio de personas, en las carteras de consumo y vivienda, se mostró estable en los últimos 12 meses, mientras que la deuda de cartera comercial presentó un notorio aumento a partir de agosto de 2020.

En tanto, las empresas evidenciaron una caída en su deuda promedio a partir de septiembre de 2020. La región de Ñuble mostró el mayor aumento en deuda comercial de personas (172%) mientras que en empresas lo hizo Los Ríos (-2,1%). En consumo y vivienda los mayores aumentos se presentaron en la región del Maule (0,9% y 9,7% respectivamente).


Morosidad

De acuerdo con el Informe, el indicador de morosidad presentó un aumento durante el primer semestre de 2020, especialmente en la cartera de consumo.

Sin embargo, a partir de agosto de 2020 se observó una reducción de este indicador, la que sería consistente con los retiros de fondos previsionales y las ayudas implementadas por el Estado, que habrían permitido a las personas pagar obligaciones crediticias.

A nivel regional, para junio de 2021, los mayores indicadores de mora en las carteras comercial, consumo y vivienda se observaron en Tarapacá (7,38%), Antofagasta (13,03%) y Atacama (1,08%), respectivamente.


Red de atención

El Informe da cuenta además que entre el primer semestre de 2020 y la primera mitad de 2021 se produjo el cierre de 143 oficinas bancarias a lo largo del territorio, teniendo mayor incidencia en las regiones de Atacama, Los Ríos, O'Higgins y Metropolitana.