En el mes del ACV: Consejos para evitarlo y las nuevas tecnologías en su recuperación

|

ACV


A pocas semanas del 29 de Octubre, que se conmemora el día mundial de la prevención del ACV (accidente cerebrovascular), el llamado es a reconocer este tipo de enfermedad en el momento en que ocurre, esto porque es fundamental acudir de inmediato a un centro médico donde el paciente pueda recibir el tratamiento adecuado.

Aunque pueda parecer lejano, lo cierto es que la Organización Mundial de la Salud (OMS), afirma que cada año 15 millones de personas sufren un ataque cerebral. Y de hecho, el accidente cerebrovascular se ocasiona cuando se interrumpe o disminuye el suministro de sangre a una parte del cerebro. En términos generales, esto no permite que el tejido cerebral reciba oxígeno y nutrientes, por lo que las células cerebrales comienzan a morir rápidamente.

Es por esto que Trainfes.com, sistema de telerehabilitación en pacientes con este tipo de enfermedades, entrega algunos consejos para cambiar los factores de riesgo del accidente cerebrovascular, mediante la adopción de las siguientes medidas:

Hay que partir realizando cambios en el estilo de vida, donde principalmente se debe dejar de fumar, esto porque dentro de los miles de daños que nos produce el cigarrillo en el organismo, aumenta las probabilidades de sufrir un ataque cerebral. Además, se debe controlar la presión arterial alta a través de dieta, ejercicio y medicamentos.

Mantenga un peso saludable comiendo alimentos sanos, consumiendo porciones más pequeñas y participando en un programa de pérdida de peso si fuera necesario. Es importante que haga ejercicio por lo menos 30 minutos al día por lo menos tres veces a la semana.

Limite la cantidad de alcohol que bebe. Esto significa no más de 1 trago al día para las mujeres y 2 tragos al día para los hombres. Obviamente el uso de drogas es un ítem que aumenta el riesgo en forma agresiva.

Tecnología en proceso de recuperación de un accidente cerebrovascular

Existen 2 puntos claves que pueden ser secuelas de un ataque cerebral. Hoy en día con la tecnología, se han logrado rehabilitaciones importantes, entregando calidad de vida a los pacientes que han pasado por el proceso. Si bien es cierto que hay que prevenir, estas son algunas de las secuelas y como se están tratando en la actualidad.

Pérdida de capacidad de tragar. Esta es una de las secuelas más relevantes de un accidente cerebrovascular. Los problemas para deglutir o disfagia, deben ser tratados prontamente porque pueden poner en riesgo la vida de la persona. "En la última década ha surgido un alto interés en la aplicación de electroestimulación como complemento para la terapia fonoaudiológica convencional en trastornos deglutorios. La literatura científica ha destacado el positivo impacto de este método en la rehabilitación de la disfagia, señalando que evoca una fuerza de respuesta crítica a la terapia y acorta los tiempos de rehabilitación cuando se utiliza como complemento a la terapia convencional” asegura Moisés Campos, CEO de TrainFES.

Parálisis facial y corporal. Tal vez es una de las secuelas más reconocidas de un ACV. Generalmente se da en un solo lado del cuerpo o cara (hemiplejia). También se puede perder la sensibilidad de un lado. "La rehabilitación debe hacerse lo antes posible, incluso cuando el paciente sigue en la Unidad de Pacientes Críticos. Esto le permitirá ganar tiempo y que sus músculos no tengan un retroceso que después haya que revertir. El forzar nuevamente los movimientos, podrá evitar que se vuelva a originar un nuevo ACV o problema de la misma naturaleza” comenta el experto.

Las consecuencias de un accidente cerebrovascular puede cambiar la vida de una persona. En todos los casos, es necesario un buen diagnóstico y el inicio de un tratamiento de manera oportuna. No dejes que el tiempo pase sin tomar alguna terapia que pueda hacerte progresar. Asimismo, no descuides el aspecto emocional y busca ayuda con expertos que te entreguen un soporte para sobrellevar la enfermedad.