​Habilidades que podemos desarrollar para crear nuestro sello como líderes

|

Maritte Viveros

Todas las personas –no importa quiénes seamos ni a qué nos dediquemos–, podríamos desarrollar habilidades que nos ayuden a adaptarnos ante entornos cambiantes. Es algo primario que podría marcar la diferencia entre los que sobreviven y los que se van quedando atrás. En el ámbito profesional, este principio puede mostrarnos quiénes son las personas que cuentan con las aptitudes y competencias para cumplir con cargos de liderazgo más allá de un nombramiento, así como también quiénes logran resultados sobresalientes independiente de su cargo.

Existen personas que hoy en día cuentan con capacidades técnicas sobresalientes y currículums con gran experiencia. En consideración a estos factores, eventualmente van alcanzando posiciones que les permiten generar mayor impacto en los otros, en los equipos y resultados. Muchos reciben un ascenso en sus trabajos, pero esto no garantiza que cuenten con las competencias necesarias para movilizar a otros dentro de las organizaciones y así obtener los resultados posibles y esperados. Este es un punto interesante de partida en el ámbito del coaching dentro de las empresas, desafiar el hecho de que asumir un puesto de liderazgo no es lo mismo que tener las habilidades para desempeñarlo en todo su potencial.

Lo interesante de haber trabajado con distintas personas a lo largo de los años, es ser testigo de cómo se dan cuenta cuando no han logrado los resultados que creen posibles o que se esperan para ellos. Muchos ambicionan desarrollarse en este aspecto y algunos tienen la posibilidad de pedir ayuda y trabajar en sus áreas de desarrollo y/o aprendizaje con la asesoría de expertos en el área. Es importante aclarar que el coaching no está únicamente dirigido a puestos de primera o segunda línea y existen cada vez más alternativas para incluir a la totalidad de los equipos en sus beneficios.

Por eso, sin importar el cargo que ocupemos dentro de nuestra empresa , un primer paso del coaching profesional sería definir los objetivos que se van a abordar durante el programa, es decir, definir una brecha de desarrollo, y cómo esas metas serán evaluadas al cierre del programa de coaching para así poder observar y sostener su incorporación en prácticas más habituales en el “día a día”.

Aunque cada caso es particular, podemos identificar algunas características comunes que empoderan y posibilitan a los líderes de hoy en sus roles:

● Motivación y compromiso: ¿Cómo hacer que las personas compartan y ofrezcan lo mejor de sí mismas? Ya sea como equipo, pares, equipos multifuncionales, etc. ¿Cómo hacer que las personas entreguen el 100% de sus conocimientos y energía en lo que hacen? Confiamos que esto se logra con el ejemplo. Si tú como líder generas un entorno de lealtad, confianza, contención y aprendizaje ante los errores, se facilitará que los colaboradores trabajen motivados y comprometidos.

● Escucha activa: Quienes no comparten genuinamente con las personas o los equipos y no están abiertos a dar y recibir feedback, pueden correr un gran riesgo. Porque si no se intenciona ese espacio de confianza y lealtad para tener esas conversaciones, es posible que nadie desafíe las ideas del líder y éste quede entrampado en sus propias percepciones. Por ejemplo, salir a terreno dispuestos a escuchar genuinamente y estar, donde “las cosas pasan” puede marcar una enorme diferencia, porque son las personas de cada área quienes mejor conocen lo que hacen y detectan oportunidades de mejora. Cuando los escuchamos activamente y generamos instancias de participación, propiciamos la empatía, aumentamos la interacción y mejoramos los resultados finales.

● Comunicar: Directamente relacionado con el punto anterior. La habilidad de “hacerse escuchar con asertividad” decimos que proviene de primero, escuchar a los otros. Así, cuando hablemos contaremos con público interesado en lo que tenemos que decir y comprometerse con los desafíos que proponemos, porque se sienten identificados con nuestras propuestas.

Lo dice un conocido proverbio, “Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado”. Movilizar a las personas para conseguir resultados grupales requiere de habilidades que van mucho más allá de un cargo de jefatura. Generar un impacto positivo en mí y en los demás debiera ser un valor fundamental dentro de cada empresa y para ello, el coaching es de gran utilidad para acompañar este proceso de evolución, ya que ayuda a detectar y potenciar nuevas habilidades y competencias a través de viajes individuales que reflejan la mejor versión de uno mismo.


Maritte Viveros, 

Chief Coaching Officer de Yourney.io