​Aumenta interés de fondos de inversión por inmuebles con flujo

|

Bodega


Los efectos de la pandemia sobre la economía han provocado diversos cambios en el mercado inmobiliario. La necesidad de contar con un buen respaldo a la hora de invertir ha impulsado de manera importante el sale and lease, es decir, ventas de inmuebles que traen aparejados contratos de arriendo a largo plazo.

“Durante el primer cuatrimestre del año 2021 se ha duplicado la cantidad de ofertas por este tipo de negocio respecto a igual periodo del año anterior. En donde se ha visto el mayor interés por invertir ha sido en las propiedades industriales, debido al respaldo que significa contar con un contrato de arriendo con una empresa productiva y la plusvalía esperada en el valor de la propiedad derivado del crecimiento urbano", explica Roberto Sivori Correa, Gerente del Área de Inversiones de Colliers. El ejecutivo agrega que los principales compradores de estos activos “son los fondos de inversión, los inversionistas de alto patrimonio y los fondos extranjeros que ven la situación de Chile mejor que como la vemos acá”.

El análisis señala que desde el 2020 la demanda por invertir en inmuebles industriales ha aumentado considerablemente, en parte, debido al drástico aumento del e-commerce, producto del confinamiento. “La pandemia solo aceleró un proceso que ya venía dándose con fuerza. El e-commerce continuará creciendo y la demanda por espacios de almacenamiento aumentará. En este momento los activos con renta más demandados están siendo los inmuebles industriales con buenas ubicaciones y contratos de arriendo a largo plazo con empresas sólidas financieramente o con un reconocido nombre en el mercado".

Respecto a si se espera que las ventas de este tipo de activos sigan aumentando, Colliers proyecta un incremento continuo, debido a lo atractivo que resulta este modelo especialmente en tiempos de incertidumbre económica, donde los inversionistas buscan un refugio seguro para su capital y, por otra parte, hay un alto porcentaje de empresas que requieren liquidez.

“Es una tendencia que seguirá en ascenso. Hoy muchos propietarios de inmuebles que cuentan con una operación funcionando optan por vender y continuar operando su negocio en el lugar, pero ya no como propietarios, sino como arrendatarios. Esto les permite reducir costos importantes, tales como dividendo asociado al crédito hipotecario, contribuciones, sobretasa dada por el impuesto al patrimonio, póliza de seguros y mantenciones, entre otros, y poder destinar todo este ahorro directamente a su negocio. Por otra parte, para quien compra, hoy invertir en inmuebles es una rentable opción para salvaguardar el capital e incrementarlo a través de la plusvalía que ganan día a día las propiedades”, concluye Roberto Sivori Correa.