​Exportaciones de Chile crecieron 6,9% el año pasado

|

A1

La cuenta corriente registró un superávit de US$3.370 millones el año pasado, equivalente a 1,4% del PIB, informó este jueves el Banco Central a través del informe de Balanza de Pagos, Posición de Inversión Internacional y Deuda Exterior de 2020. El saldo reflejó el superávit de la balanza comercial de bienes, el cual respondió a un incremento de las exportaciones, determinado por el precio del cobre, y a una contracción de las importaciones, asociada a los efectos económicos de la crisis sanitaria mundial. Lo anterior fue parcialmente compensado por las utilidades devengadas de la inversión extranjera en Chile y el déficit de la balanza comercial de servicios.

Las exportaciones se ubicaron en US$73.485 millones, registrando un incremento de 6,9% con respecto al año anterior, reflejo de mayores precios (3,8%) y volúmenes (3,0%). Por componente, el resultado fue impulsado por las exportaciones mineras, mientras que los envíos agrícolas e industriales cayeron.

Las importaciones de bienes (CIF) totalizaron US$59.226 millones, lo que representó una caída de 15,3% con respecto al año anterior, explicada por menores volúmenes (-10,3%) y precios (-5,5%). El resultado reflejó la contracción de todos sus componentes, liderada por la menor internación de bienes intermedios, seguida de la de bienes de consumo y, finalmente, capital.


CUENTA FINANCIERA

Por su parte, la cuenta financiera registró salidas netas de capital por US$995 millones, asociadas al pago de préstamos externos efectuado por el sector bancario. Contrarrestando en parte lo anterior, se registraron entradas de capital por el retorno de activos realizado por el Gobierno y los Fondos de Pensiones, en línea con el financiamiento de las medidas de apoyo económico y del retiro de una parte de los fondos de pensiones, en el contexto de la pandemia del COVID-19.

Al cierre del año 2020, la posición de inversión internacional (PII) neta redujo su saldo deudor, hasta ubicarse en US$24.996 millones (8,9% del PIB). El cambio se explica por la revalorización del stock de activos de los Fondos de Pensiones, dado el buen rendimiento de las bolsas internacionales, y, en menor medida, por el reconocimiento de activos en poder del Gobierno, asociado a la Ley N°21.174.

Por su parte, la deuda externa aumentó hasta ubicarse en US$208.981 millones (74,1% del PIB), impulsada por la emisión de bonos de las Empresas y el Gobierno y la revalorización de los títulos de deuda.

En tanto, la deuda de corto plazo residual, cuyos pagos están programados para los próximos doce meses, se ubicó en 20,4% del PIB, correspondiendo, principalmente, a Empresas y Otras Sociedades Financieras de inversión extranjera directa (IED).

“Considerando los desafíos que la crisis sanitaria ha impuesto sobre la recolección de datos básicos, el Banco Central de Chile ha hecho esfuerzos adicionales con sus proveedores de información para minimizar el impacto en la calidad de las estadísticas. Sin embargo, es importante señalar que las cifras publicadas en esta oportunidad podrían estar sujetas a revisiones mayores que las registradas históricamente, las cuales serán difundidas de acuerdo al calendario de publicaciones y revisiones de Balanza de Pagos disponible en la página web institucional”, apuntó el ente emisor.

Balanza de pagos