BICE Inversiones por IPoM de diciembre: mejora en la actividad ha sido más lenta que lo esperado

|

BICEEl Banco Central actualizó sus proyecciones para las principales variables económicas del país. “La evolución de estas últimas sigue marcada por el proceso de desconfinamiento, donde hemos visto una disminución en los contagios y una mayor movilidad de las personas. Sin embargo, la mejora en la actividad ha sido más lenta que lo esperado en su informe de septiembre, especialmente para sectores como la construcción y servicios. Por otra parte, el retiro de fondos previsionales aumentó transitoriamente el consumo, lo que impacto positivamente al comercio, generando también una mayor presión en los precios de bienes que no han logrado reponer sus inventarios”, comentó esta mañana el Departamento de Estudios de BICE Inversiones al referirse al Informe de Política Moneteria de diciembre que presentó hoy el ente emisor.

Dado lo anterior, y considerando el reciente retroceso a la fase 2 en la RM, el órgano rector estima que el 2020 finalizaría con una caída del PIB de entre -6,25% y -5,75%. Por otra parte, proyecta que el crecimiento del PIB del año 2021 estaría en el rango de 5,5% a 6,5%, donde esperan que las medidas más estrictas impuestas actualmente, permitirían que el próximo año estas no sean tan severas.

En tanto para la inflación, se espera que esta converja a 3% hacia fines del año 2022. Mientras, para diciembre de 2020 y 2021, proyectan niveles de 2,8% y 2,6% respectivamente. Así, destacan el carácter transitorio de las mayores presiones en los precios, en comparación con la brecha de actividad que se mantendrá por mas tiempo, afectando a la inflación de mediano plazo.

De acuerdo a BICE Inversiones, “en general, nuestras proyecciones actualizadas luego de la publicación del dato de Imacec de octubre y de la inflación de noviembre, se encuentran alineadas con las entregadas por el Banco Central. Así, proyectamos una caída de -6,0% para el PIB de este año, mientras que para el 2021 esperamos un avance de 5,2%, donde la incertidumbre política podría tener un mayor impacto en la inversión.”

Por otra parte, consigna, “esperamos que la inflación de diciembre sea de 2,7% y 3,1%, para 2020 y 2021 respectivamente. Así, nuestra proyección para fines del 2021 es más alta, donde estimamos que la reposición de stock de ciertos bienes podría tardar más en reponerse, sumados a los efectos del segundo retiro de fondos previsionales. Por otra parte, concordamos con la convergencia de la inflación al 3% hacia el año 2022.”

De esta forma, concluye que “en línea con la reciente Reunión de Política Monetaria, donde se mantuvo la TPM en 0,5%, proyectamos que el deterioro de la economía local motivará a las autoridades monetarias a conservar sus estímulos en el terreno expansivo por un tiempo prolongado. Así, estimamos que no se concretarían alzas en la TPM al menos hasta mediados del año 2022, mantemiendo además otras medidas no convencionales, las que ante eventos particulares se podrían ampliar.”