Hija de Julio Ponce Lerou se acoge a norma que permite no incriminar a familiares y Tribunal despacha orden de arresto contra Eugenio Ponce Lerou

|

LUIS EUGENIO PONCE LEROU sqm


Este lunes se celebró en el Cuarto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago una nueva jornada del segundo juicio oral en contra del ex gerente general de las sociedades cascadas, Aldo Motta Camp.

A primera hora compareció a declarar Francisca Ponce Pinochet, directora de empresas cascadas, para que respondiera las preguntas de la fiscalía y las demás partes del caso. La defensa de Aldo Motta solicitó al tribunal que se le advirtiera que la ley le entrega el derecho de no declarar en relación con sus parientes, en consideración que ella es hija de Julio Ponce Lerou. Frente a esto, Ponce Pincohet decidió acogerse a esa disposición, lo que abrió un intenso debate sobre la calidad de imputado de Julio Ponce Lerou y la posibilidad de que la declaración de su hija Francisca frente a preguntas concretas de la Fiscalía y los querellantes pudiera incriminar al controlador de las sociedades cascadas. Finalmente, el Tribunal no le permitió hacerle ninguna pregunta a Ponce Pinochet.

Acto seguido la fiscalía llamó a declarar a Luis Eugenio Ponce Lerou, director de sociedades cascadas y quien se ha desempeñado en el directorio de SQM, todas empresas controladas por su hermano, Julio Ponce Lerou. Al constatarse que Ponce Lerou no compareció, a pesar que fue citado mediente resolución judicial de fecha 12 de septiembre para que declarara precisamente este día lunes, se decidió despachar orden de arresto en su contra para hacerlo comparecer por la fuerza. De esta forma el tribunal desechó una presentación hecha por su abogado, Jorge Bofill, en la que expresaba que el profesional se había enterado que Eugenio Ponce Lerou estaría fuera del país, sin acompañar ningún antecedente que lo justificara. Sobre este punto el Ministerio Público destacó la necesidad de despachar una orden de arresto, ya que habían efectuado varios intentos para que el testigo compareciera al tribunal, ninguno de los cuales habría dado resultados.

Finalmente, no obstante, la imposibilidad de ubicar físicamente a Eugenio Ponce Lerou, la PDI informó que tenía registrada una salida del país rumbo a Europa, pero no se indicó en país estaría actualmente, ni cuando volvería. En definitiva, se ordenó que la PDI le notifique a Ponce Lerou la orden a comparecer a declarar en cuanto ingrese al país; más allá de que pueda ser llevado a un consulado a declarar por videoconferencia, en el caso que sea ubicado en el extranjero, y no logre regresar antes del término de la prueba de cargo del Ministerio Público.

Durante el primer juicio, en el cual se condenó a Aldo Motta a una pena remitida de 4 años de cárcel más diversas inhabilidades, como autor de varios delitos de la ley de Mercado de Valores, se hizo amplia referencia a una serie de documentos y actuaciones que habría realizado Eugenio Ponce Lerou y que avalarían las acusaciones de la fiscalía y los querellantes.

Según varios intervientes del caso, durante el mes de noviembre de este año se podría conocer el veredicto de este segundo juicio, en uno de los casos por violación a la ley de mercado de valores más importante que se haya conocido en nuestra historia judicial.