Engie Energía consigna leve incremento en sus ganancias de 2018

|


Engie Energu00eda

Una utilidad neta de US$103 millones registró Engie Energía Chile en 2018, lo que representó un leve aumento respecto del mismo período del año anterior. Este resultado se vio afectado por impactos no recurrentes en el segundo trimestre, principalmente por el reconocimiento del menor valor contable de las unidades 12 y 13 de Tocopilla (impairment). La compañía infrmó que excluyendo efectos no recurrentes en ambos periodos, la utilidad neta presentó un aumento de 84%, llegando a los US$160,5 millones.

Por su parte, el EBITDA registró un aumento de 36% en comparación con el año anterior, al anotar un total de US$375,7 millones. De acuerdo a los resultados enviados a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), este incremento se explica por la entrada en vigencia del contrato con compañías distribuidoras de la zona central del SEN, a las que la empresa comenzó a suministrar energía por un plazo de 15 años.

En tanto, los ingresos operacionales alcanzaron los US$1.275,3, aumentando 21% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Esto se debió principalmente a mayores ventas de energía en el segmento de clientes regulados asociadas a la demanda de las compañías distribuidoras del centro-sur del SEN.


Hechos destacados del 2018


A fin de diciembre de 2018 la Comisión de Evaluación Ambiental de Antofagasta (CEA) aprobó por unanimidad el proyecto Parque Eólico Calama de 162 MW y una inversión de US$200 millones otorgándose la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto. La iniciativa considera la construcción y operación de un parque eólico conformado por 36 aerogeneradores de hasta 4,5 MW de potencia cada uno, que en conjunto generarán una potencia total de hasta 162 MW. Considera también una subestación elevadora que evacuará la energía del parque al Sistema Eléctrico Nacional.

A su vez, durante el cuarto trimestre del 2018 se anunció el proyecto de batería en Arica, que es un nuevo paso de Engie en la transición energética para en miras a buscar soluciones para integrar de forma más eficiente y flexible las energías limpias al sistema eléctrico nacional. Se trata de una iniciativa piloto que, además de operar como reserva en giro de centrales, permitirá analizar las diferentes modalidades de operación de los sistemas de baterías para colaborar con la estabilidad del sistema a través de los servicios complementarios que puede brindar.