​Gobierno presentó el proyecto de Reforma Tributaria con la que espera elevar la recaudación en 4,1% del PIB

|

Marcel

El ministro de Hacienda, Mario Marcel, presentó esta mañana los detalles del proyecto de reforma tributaria con la que el Gobierno espera elevar en 4,1% del PIB la recaudación fiscal una vez en régimen los cambios.  En una ceremonia encabezada por el Presidente Gabriel Boric, el secretario de Estado hizo referencia a un reciente informe de la OCDE (ver nota 2 adjunta) que, apuntó, revela “cómo nos ubicamos en términos de carga tributaria. Hemos tenido algunas discusiones, han surgido estudios, pero en definitiva lo que todos los estudios muestran que en términos de carga tributaria nos ubicamos por debajo del promedio de países de la OCDE en magnitudes que la propia OCDE ha estimado en alrededor de 8 puntos del producto".

Así, el ministro remarcó que la iniciativa no sólo es una reforma impositiva, sino que se trata de “un pacto fiscal que más que separar el país entre buenos y malos, lo que buscara fuera apoyar el desarrollo del país sobre la base de un diálogo y acuerdos más amplios". En tal sentido, enfatizó que la reforma "responde a la idea de un pacto fiscal que aporte al desarrollo del país, que ayude a modernizar el sistema tributario, que le dé más justicia al sistema y que sea eficiente tanto en la recaudación como en el uso de los recursos".

Para ello, la propuesta contempla una reestructuración del impuesto a la renta creando un sistema moderno semi-dual, que estimula la inversión de las empresas e incentiva directamente acciones destinadas a aumentar su productividad. La combinación del nuevo régimen de tributación de ingresos del capital, el aumento de las tasas del impuesto global complementario que gravan los ingresos más altos del trabajo y la creación de un impuesto a la riqueza aumentarán la progresividad del sistema, elevando el aporte de las personas de mayores recursos, mientras que el 97% restante de los contribuyentes no pagarán más impuestos.

A su vez, considera un conjunto de medidas orientadas a reducir las exenciones tributarias, eliminar resquicios que facilitan la elusión, fortalecer la capacidad para combatir la evasión de impuestos, y facilitar el cumplimiento tributario de los buenos contribuyentes.

Además, se propone un nuevo royalty minero, que elevará la renta captada por todos los chilenos producto de la explotación de recursos no renovables, sin por ello desalentar las inversiones y desarrollo de este sector. La recaudación de este impuesto se orientará a apoyar la diversificación productiva del país y financiar a los gobiernos regionales para sus inversiones en infraestructura social y desarrollo productivo.

El proyecto también incluye impuestos correctivos, orientados a promover la preservación del medio ambiente, reducir emisiones, el desarrollo de una vida sana y un desarrollo territorial equilibrado, incluyendo subsidios para promover conductas responsables.

De acuerdo a la autoridad, la reforma se implementaría gradualmente, facilitando la adaptación de los contribuyentes. "Esta financiará cerca de la mitad del costo del programa de gobierno, asumiendo éste la responsabilidad de usar bien los recursos, elevando la transparencia, rendición de cuentas y la disciplina fiscal", enfatizó el Ejecutivo.  





Reforma tributaria: La propuesta del Gobierno punto por punto
Carga tributaria de Chile se encuentra entre las más bajas de OCDE