Claudio Muñoz, CEO de M-Risk

​Asegurar el recurso hídrico y no alterar procesos biológicos: el gran reto hoy en la industria

|

Cartas al director

Sr. Director,


Asegurar la disponibilidad de agua y la protección de la cadena trófica –el proceso biológico relacionado con la alimentación de las especies– son dos de los principales riesgos gestionados por empresas industriales en la convivencia de sus operaciones con ecosistemas nativos.

Nuestros análisis como proveedores de softwares tecnológicos orientados a apoyar a las industrias en su relación con el ecosistema en el que están insertas y las comunidades, y a pesar de que hay eventos particulares que pueden ocasionar una gran efervescencia social, nos muestran que hay una convivencia respetuosa y una creciente cultura de protección en los trabajadores. Los canales de denuncia, además, han mejorado y permiten sancionar drásticamente vulneraciones al ecosistema de cualquier tipo.

Compañías de sectores como minería, energía y agricultura están avanzado de manera consistente en los últimos años y en paralelo, hay un fortalecimiento de las regulaciones nacionales y al diseño de protocolos corporativos enfocados en evitar incidentes, conflictos socioambientales y garantizar la continuidad de las operaciones.

La detención de una operación de una gran empresa minera, por ejemplo, puede causar enormes pérdidas; por eso, poner la sustentabilidad en el centro de sus procesos es fundamental para este tipo de actores de mercados complejos. En materia de convivencia de operaciones industriales y ecosistemas nativos, la disponibilidad del recurso hídrico para las especies de flora y fauna endémica es uno de los focos de preocupación permanentes para las industrias en Chile.

Debemos valorar que la tecnología chilena permite hoy proporcionar evidencia para una mejor toma de decisiones estratégicas en esta gestión. Por la riqueza de sus ecosistemas y también por el potencial de sus recursos naturales y energéticos, nuestro país debe ser referente en materia de una convivencia armónica entre el desarrollo y la protección de los entornos, más aún en el contexto de crisis climática que vivimos.


Claudio Muñoz, 

CEO de M-Risk