​Suecia y Finlandia descartan que su entrada en la OTAN provoque una respuesta "grave" de Rusia

|

EuropaPress 4457258 embajadora finlandia espana sari rautio suecia teppo tauriainen sesion

Los embajadores de Suecia y Finlandia en España, Teppo Tauriainen y Sari Rautio, respectivamente, han coincidido en señalar que su posible entrada en la OTAN no provocará una respuesta "grave" de Rusia, puesto que ambos países "han sido parte de Occidente durante muchos años" y ya han colaborado anteriormente con la Alianza.

Así lo han asegurado este lunes durante una sesión informativa celebrada en la Embajada de Suecia en Madrid, desde donde han descartado una agresión militar por parte de Rusia y han apostado por el tipo de maniobras y amenazas híbridas que hasta el momento se han venido dando.

"Es posible que hagan algunas cosas para marcar", ha dicho el embajador Tauriainen, quien ha puesto de ejemplo el cambio de actitud que ha tenido el presidente ruso, Vladimir Putin, pasando de la beligerancia a comentarios reciente "no muy fuertes", para respaldar que no se producirán males mayores.

"Hemos sido parte de Occidente durante muchos años, no habrá bases permanentes de la OTAN, por lo que no será un gran cambio. Si acaso amenazas híbridas, como noticias falsas, invasión de nuestro espacio aéreo o marítimo, iniciativas dentro de la sociedad civil, pero nada muy grave. Estamos preparados para ello", ha explicado el embajador sueco.

En esa línea se ha expresado la embajadora Rautio, quien cree que "a Rusia no le importa la membresía en sí, sino la presencia de tropas permanentes y de armas nucleares" cerca de sus fronteras, lo cual no se va a producir, y si bien Moscú "es imprevisible", no se sienten amenazados militarmente. "No hay nada que indique una invasión", ha dicho.

"Es histórica esta decisión de membresía. Es un cambio dramático, pero al mismo tiempo no es un paso muy grande, debido al acercamiento anterior durante estos años. La naturaleza de la OTAN facilita este paso, es una alianza de valores democráticos", ha puesto en valor Rautio.

"Lo importantes es pedir la membresía y no podemos estar pendientes de lo que opine Rusia al respecto", ha zanjado la diplomática finlandesa, quien junto a su compañero sueco confían en acelerar los trámites lo máximo posible para su entrada definitiva.

Por el momento, han reconocido que fijar un plazo determinado es "difícil", ya que la medida una vez tramitada tiene que pasar por los parlamentos sueco y finlandés, así que pueden pasar "meses" e "incluso un año". No obstante, confían en ser admitidos como invitados y así poder participar en gran parte de las reuniones que tendrán lugar en la próxima cumbre de la OTAN en Madrid a finales de junio.

Hasta entonces, han dicho que Suecia y Finlandia cuentan con el respaldo de la OTAN ante una posible amenaza durante el tiempo que dure este proceso y han recordado que además están amparados por el Artículo 42.7 del Tratado de la UE, que hace que sus miembros deban ayudar a aquel Estado que fuera agredido militarmente.

"Nuestros vecinos Dinamarca, Noruega e Islandia, o Francia, Reino Unido y España ya nos han dicho que están dispuestos a ayudar en este periodo sensible. Si quieren que seamos miembros de la OTAN, nos van a ayudar. Ese aspecto de solidaridad no es nuevo para nosotros, si pasa algo a nuestros socios europeos, nosotros también vamos a ayudar", ha contado Tauriainen.


RETICENCIAS DE TURQUÍA

La nota discordante con el amplio apoyo que han recibido Suecia y Finlandia la ha puesto Turquía, que parece no estar muy dispuesta a dar su visto bueno a esta ampliación de la OTAN, tal y como ha reiterado este mismo miércoles el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, quien incluso pidió a las delegaciones de ambos países nórdicos que ni se molestarán en intentar convencerles.

No obstante, el embajador sueco cree que esta reticencia, a simple vista enconada, no impedirá que se logren sus aspiraciones, debido al gran apoyo del resto de la Alianza. "Hemos tomado nota de todos los comentarios. Hay que tomarlos en serio, pero tampoco temer que eso pueda impedir nuestra entrada", ha dicho.

En ese sentido, cree que los "muchos comentarios" de Ankara sobre este asunto hacen "difícil saber cuál es su opinión exacta" y confía en que se logren avances aprovechando que el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu; el presidente finlandés, Sauli Niinisto; y la primera ministra sueca, Magdalena Andersson coincidirán estos días en Washington.  (EUROPA PRESS)