Exportaciones de bienes subieron 13,9% en primer trimestre

|


Exportaciones 3Durante el primer trimestre de 2022, la cuenta corriente registró un déficit de US$5.575 millones. Con ello, el saldo acumulado en un año alcanzó un déficit equivalente a 7,3% del producto interno bruto (PIB), de acuerdo al Balanza de Pagos de Chile, Posición de Inversión Internacional y Deuda Externa correspondiente al citado periodo, publicado este miérfcoles por el Banco Central.

El resultado se explicó por las utilidades devengadas de la inversión extranjera en Chile y el déficit de la balanza comercial de servicios.

Por su parte, la cuenta financiera registró entradas netas de capital por US$3.899 millones, tras la emisión de bonos de Gobierno y de Empresas.

Al cierre de marzo 2022, la posición de inversión internacional (PII) neta aumentó su saldo deudor respecto del año anterior, hasta ubicarse en US$35.445 millones (11,2% del PIB, en términos anuales). El resultado respondió principalmente a una baja en el stock de activos, por menor valoración de las carteras, y a un aumento en el stock de pasivos tras la apreciación del peso respecto del dólar.

Por su parte, la deuda externa aumentó hasta ubicarse en US$243.513 millones (76,8% del PIB), impulsada principalmente por las emisiones de bonos de Gobierno y de Empresas no financieras.

En tanto, la deuda externa de corto plazo residual se ubicó en US$66.502 millones, correspondiendo, principalmente, a compromisos de Empresas y Otras Sociedades Financieras (OSF) de inversión extranjera directa (IED), y del resto de las Empresas no financieras.


Cuenta corriente


La balanza comercial de bienes totalizó un superávit de US$2.106 millones en el período.

Los envíos de bienes se ubicaron en US$25.224 millones, registrando un incremento de 13,9% con respecto al mismo trimestre del año anterior, reflejo de mayores precios (17,4%); en términos de volumen, se registró una caída de 2,9%. El resultado fue liderado por las exportaciones industriales.

Estas últimas totalizaron US$8.099 millones, tras crecer 28,8%, lideradas por los envíos de productos químicos, especialmente abonos y óxido de molibdeno. También destacó el aporte de la industria alimenticia, en particular, los envíos de salmón.

Las exportaciones mineras crecieron 6,5%, alcanzando un nivel de US$13.972 millones. El resultado se explicó por las mayores exportaciones de cobre y de carbonato de litio.

Los envíos de productos agropecuarios, silvícolas y de pesca extractiva aumentaron 14,9%, tras totalizar US$3.152 millones. Las exportaciones frutícolas explicaron dicho desempeño, particularmente, las cerezas.

Las importaciones de bienes alcanzaron un total de US$23.117 (FOB) y US$25.833 millones (CIF).

Con respecto al mismo periodo del año anterior, y considerando los resultados en términos CIF, las importaciones registraron un incremento de 32,9%, reflejo de un aumento de volúmenes (16,9%) y precios (13,7%). El resultado fue liderado por las categorías de bienes intermedios y de consumo.

En el caso de los bienes intermedios, las internaciones aumentaron 40,0%, totalizando US$13.372 millones. En el resultado incidió principalmente el alza de las importaciones de bienes energéticos. También destacó el aporte de las internaciones de productos químicos y metálicos.

Las importaciones de bienes de consumo aumentaron 33,7%, alcanzando un total de US$7.764 millones. El incremento fue liderado por las internaciones de vestuario, seguidas de automóviles, gasolinas, calzado y electrodomésticos.

Las importaciones de bienes de capital registraron un nivel de US$4.697 millones, lo que implica un crecimiento de 15,3%, reflejo de mayores compras al exterior de maquinarias y de camiones y vehículos de carga.


Balanza comercial de servicios

La balanza de servicios registró un déficit de US$3.872 millones.

Las exportaciones crecieron 36,8%, lideradas por los servicios de transporte aéreo de fletes y pasajeros. También contribuyeron al resultado los servicios de viajes, de arrendamiento aéreo y los empresariales, profesionales y técnicos.

En el caso de las importaciones, éstas crecieron 55,3%, determinadas por los servicios de fletes de transporte marítimo, en línea con el desempeño del comercio exterior de bienes y del precio internacional en el mercado de fletes. En menor medida, también contribuyeron los servicios de viajes, de informática e información y los empresariales.


Renta

La renta presentó un saldo negativo de US$3.935 millones (gráfico 9), determinado por las rentas devengadas de la inversión extranjera directa en Chile, particularmente del sector minero, en línea con la evolución del precio internacional del cobre.


Transferencias

Las transferencias netas anotaron un superávit de US$125 millones en el período, que se compara con un déficit de US$221 millones registrado en igual trimestre del año anterior. El incremento se explica principalmente por mayores ingresos, asociados al impuesto adicional pagado por los inversionistas extranjeros.