B. Central: Economía chilena creció 7,2% en I trimestre, demanda interna se elevó 13%

|


Banco Central 5En el primer trimestre del año 2022, el producto interno bruto (PIB) creció 7,2% respecto de igual periodo del año anterior; la demanda interna, en tanto, aumentó 13,0% impulsada por el consumo de los hogares, apuntó el Informe Cuentas Nacionales de Chile correspondiente al citado cuarto, publicado este miércoles por el Banco Central. En tanto, cifras con ajuste estacional dieron cuenta de una desaceleración de 0,8% del PIB en el primer trimestre.

El efecto calendario resultó igual a 0,1 puntos porcentuales, explicado por un día hábil adicional respecto a igual trimestre del año 2021.

Desde la perspectiva del origen, gran parte de las actividades registraron cifras positivas, encontrándose las mayores incidencias al alza en las actividades de servicios –en particular, personales, transporte y empresariales– y el comercio. En contraste, los sectores que retrocedieron fueron la minería, la actividad agropecuario-silvícola y la pesca.

En términos desestacionalizados, la desaceleración del PIB respecto del trimestre previo fue incidida principalmente por la actividad minera y el comercio.

Desde la perspectiva del gasto, el impulso de la demanda interna fue acompañado por una caída de las exportaciones netas.


Consumo privado gravitó


Cuentas Nacionales1T22El gasto interno creció liderado por el consumo y, en menor medida, por la inversión. El consumo registró un mayor gasto de los hogares (13,9%), particularmente en servicios y bienes no durables. En tanto, la mayor inversión se sustentó en la formación bruta de capital fijo (FBCF), la cual registró una expansión de 8,8%, incidida tanto por la inversión en maquinaria y equipo como por el componente de construcción y otras obras. Por su parte, la acumulación de existencias también contribuyó al crecimiento, alcanzando un ratio acumulado en doce meses de 1,1% del PIB, a precios del año anterior.

Respecto del comercio exterior de bienes y servicios, las exportaciones se redujeron 1,4% y las importaciones aumentaron 17,5%. En el primer caso, el resultado se explicó principalmente por menores envíos de cobre y frutícolas. En tanto, en las importaciones destacaron las internaciones de maquinaria y equipo, combustibles y vestuario.

En tanto, cifras con ajuste estacional dan cuenta de una desaceleración de la demanda interna, liderada por la inversión en construcción y otras obras. Compensando en parte lo anterior se encontraron el consumo de gobierno y las exportaciones netas.


Ingreso y ahorro bruto

El ingreso nacional bruto disponible real (INBDR) creció 9,6%, aumento mayor al observado en el PIB, debido a una mejora en los términos de intercambio.

El ahorro bruto total ascendió a 27,4% del PIB en términos nominales, compuesto de un ahorro nacional de 20,5% del PIB y un ahorro externo del 7,0% del PIB, correspondiente al déficit en cuenta corriente de la Balanza de Pagos.

El crecimiento de la actividad económica del primer trimestre fue menor en seis décimas respecto al cierre preliminar del Imacec (de 7,9% a 7,2%).2 Lo anterior se explicó, principalmente, por la actualización de los indicadores de coyuntura y al proceso de conciliación de los cuadros de oferta y utilización de las cuentas nacionales trimestrales.

"Considerando los desafíos que la crisis sanitaria ha impuesto sobre la recolección de datos básicos, el Banco Central de Chile ha hecho esfuerzos adicionales con sus proveedores de información para minimizar el impacto en la calidad de las estadísticas. Sin embargo, es importante señalar que las cifras publicadas en esta oportunidad podrían estar sujetas a revisiones mayores que las registradas históricamente, las cuales serán difundidas de acuerdo al calendario de publicaciones y revisiones de Cuentas Nacionales disponible en la página web institucional", consignó el ente emisor.