​Paso a paso para una decisión correcta: Revisa aquí los tips de la Orientadora Vocacional de ENAC

|


A1

Se trata de un proceso de autoconocimiento, donde conocer las propias fortalezas y debilidades es la base, pero también conocer el ecosistema. Experta entrega 5 puntos clave para no fallar al momento de decidir qué y dónde estudiar.

En medio de las fechas clave para miles de egresados de cuarto año de Enseñanza Media, ya sea de liceos científico-humanista o técnicos, donde están decidiendo qué hacer con su futuro en cuanto a los estudios, es normal que el exceso de información parezca un poco abrumador. Entonces, ¿cómo tomar correctamente esta decisión?

Yanira Pérez Giacaman, Orientadora Vocacional del equipo de Admisión del Centro de Formación Técnica ENAC, “esta etapa es parte de un proceso que va desde el autoconocimiento. Entonces, es importante saber cuáles son mis fortalezas y debilidades, ¿cuál es mi proyecto de vida y está relacionado con la carrera que quiero estudiar?, analizar si está en concordancia con mi situación actual o quizás implica realizar cambios, entre otros”.

Así, desde el área del interés como base, lo siguiente es conocer el ecosistema de carreras y dónde quiero estudiar:


¿Qué te llama la atención de la carrera?

Conocer el perfil de egreso de la carrera para saber las competencias que vas a adquirir, además de identificar su especialidad, ya que se diferencian según las casas de estudios.

También es importante el sello de la institución en donde vas a estudiar. En ENAC, por ejemplo, el trabajo que se realiza a partir del proyecto educativo se enfoca mucho en el trabajo en equipo, ya que en el mundo laboral no se trabaja de manera individual, independientemente de la organización. Es por esto que para ENAC es sumamente importante trabajar las habilidades blandas y el sello integral.

Conocer el campo laboral y las remuneraciones.

Revisar directamente las asignaturas de la malla, para identificar en qué asignaturas podría tener buen desempeño y cuáles podrían ser un desafío.


Mientras, en el caso de estudiantes que estén egresando de cuarto medio de un Liceo Técnico, entonces, la práctica de su especialidad es clave: “sentarse a pensar ¿cómo me hizo sentir esta experiencia?, ¿disfruté ejerciendo?, ¿quisiera seguir por este camino? Es un buen ejercicio”.

En ENAC, se brinda un servicio de orientación vocacional que implica una asesoría personalizada y un test vocacional en caso de que se requiera. Así, se puede tomar la decisión adecuada en base a la información correspondiente a los deseos y capacidades de cada persona.

“Las carreras técnicas, en estos momentos, son un plus y permiten tener un acercamiento al mundo laboral de manera directa. Se trata de una herramienta de habilitación laboral que, además de abrir campo para el ejercicio de la profesión”, explica la psicopedagoga y Magíster en Ciencias de la Educación con mención Orientación, Familia y Relaciones Humanas.

¿Quiénes pueden estudiar carreras técnicas? Todas las personas con Licencia de Enseñanza Media. Pueden tener o no experiencia, e incluso pueden estar trabajando actualmente y desean profesionalizar su oficio. “Lo más importante es tener ganas”, afirma la experta.