​Hoy se fía, mañana también: Llega a Chile medio de pago que revolucionará la manera de comprar y pagar después

|

A1

Ya sea comida, ropa, algún servicio o cualquier producto, hoy es más fácil que nunca posponer los pagos de las compras. Comprar ahora y pagar después o BNPL (Buy Now Pay Later) permite a los compradores dividir sus compras en pagos a plazos iguales, a menudo sin comisión, lo que puede hacer que incluso los artículos de mayor valor parezcan asequibles y las compras más pequeñas casi insignificantes, facilitando a millones de personas en todo el mundo la compra de bienes y servicios.

La facilidad de pago hace que la BNPL sea atractiva tanto para los comerciantes como para los clientes y es el formato que ofrece Cleo (https://cleo.cl/), medio de pago que llega a Chile a revolucionar la forma de compra y pago, ya que los consumidores tienen un plazo para pagar sus productos sin necesitar tarjetas de crédito, en una experiencia parecida a la compra de productos en tienda física. ¿Cómo? El consumidor recibe sus productos, verifica que efectivamente es lo que esperaba y tendrá el plazo de pago que eligió al momento de comprar. En caso de tener algún problema con la compra se retrasa la fecha de pago prevista hasta que sea solucionado dicho inconveniente. Siendo ya la opción de pago preferida por comerciantes y consumidores en muchas partes del mundo.

Hoy, para los comerciantes, es cada vez más necesario sustituir o actualizar los sistemas de pago obsoletos para evitar perder ventas durante el proceso de compra. Normalmente, las personas abandonan los carritos si el proceso no es lo suficientemente fluido o si las opciones de pago son demasiado restrictivas. A esto se suma que, según el Reporte de Industria e-commerce en Chile 2020, en nuestro país sólo el 29% de la población entre 18 y 65 años tiene tarjeta de crédito.

Para ellos una opción es Cleo, pues es una forma simple, fácil y transparente de comprar. Porque cuando se trata de pagar, el proceso debe ser lo más expedito posible. En muchas ocasiones las empresas financieras tienen soluciones de financiación engorrosas y difíciles de entender, pero empresas como Cleo han cambiado el mercado en beneficio de los consumidores.

El crecimiento de la BNPL se ha visto impulsado por los avances tecnológicos, que permiten a las empresas obtener una mayor información sobre los clientes. Esto, a su vez, está cambiando la forma en que se aprueba y se cobra el préstamo a los clientes. Muchos bancos y compañías de tarjetas están invirtiendo en esta herramienta para darle a los consumidores más opciones de pago y así una mejor experiencia. Los proveedores de BNPL suelen ganar dinero cobrando a los comerciantes y/o compradores un pequeño porcentaje y a los clientes se les cobra por la demora en el pago, aunque esta suele tener un límite. El periodo de pago a plazos suele ser de entre tres y doce meses, lo que permite a los clientes distribuir el pago a lo largo del tiempo.