PIB de Chile retrocedió 9,1% en III trimestre moderando caída del cuarto anterior

|

Banco central 4El producto interno bruto (PIB) de Chile se redujo 9,1% en el tercer trimestre respecto de igual período del año anterior, contracción menor a la observada en el segundo trimestre, informó este miércoles el Banco Central a través de su informe Cuentas Nacionales del pasado cuarto.

La autoridad indicó que este resultado se vio incidido por la emergencia sanitaria asociada al Covid-19, que continuó influyendo en la movilidad de las personas y el normal funcionamiento de establecimientos productivos. En este contexto, las actividades más afectadas fueron servicios personales, construcción, transporte, restaurantes y hoteles y servicios empresariales. Desde la perspectiva del gasto, estos efectos se reflejaron, principalmente, en un menor consumo de los hogares e inversión.

Por su parte, cifras ajustadas estacionalmente dieron cuenta de un incremento de 5,2% del PIB con respecto al trimestre anterior. Esta recuperación de la actividad económica está en línea con el levantamiento gradual de las medidas de control sanitario (cuarentenas o confinamientos), las medidas económicas de apoyo a los hogares y el retiro de una parte de los fondos previsionales. Lo anterior incidió principalmente en el resultado del comercio, desde la perspectiva del origen, y en un mayor consumo por parte de los hogares, desde la perspectiva del gasto.

El trimestre presentó tres días hábiles más que el mismo periodo del año anterior, resultando en un efecto calendario de 0,4 puntos porcentuales.


Actividades económicas

Desde la perspectiva del origen, todas las actividades registraron caídas con excepción de la administración pública y el comercio.

En términos desestacionalizados, las mayores contribuciones al alza se registraron en el comercio, industria manufacturera, y en servicios personales y empresariales. En tanto, la construcción presentó la mayor contribución a la baja en el trimestre. Desde la perspectiva del gasto, la actividad económica estuvo determinada por una menor demanda interna, efecto parcialmente contrarrestado por las exportaciones netas. La demanda interna reflejó la caída del consumo de hogares y de la formación bruta de capital fijo (FBCF). El consumo de los hogares disminuyó 8,8%, explicado por el menor gasto en servicios, mientras que el consumo de bienes durables aumentó. La FBCF se redujo 18,5%, incidida mayormente por construcción y otras obras y, en menor medida, por maquinaria y equipos. Adicionalmente, se registró una desacumulación de existencias que contribuyó negativamente al resultado de la inversión, alcanzando un ratio acumulado en doce meses igual a -0,5% del PIB, a precios del año anterior.


Comercio exterior

Respecto del comercio exterior de bienes y servicios, las exportaciones cayeron 7,2%, mientras que las importaciones disminuyeron 15,0%. La caída en las primeras fue explicada por la agrupación de servicios y, en menor medida, por el componente de bienes. Por otro lado, en las importaciones la contracción obedeció tanto al componente de bienes como de servicios.


Gasto

En términos desestacionalizados, la demanda interna creció 8,6% respecto del trimestre anterior. Destacó el repunte en el consumo de los hogares, particularmente el de bienes, tanto durables como no durables. Adicionalmente, la FBCF también aumentó, con una aceleración del componente maquinaria y equipos, efecto parcialmente contrarrestado por la agrupación de construcción y otras obras. Por su parte, la variación de existencias contribuyó a la baja en el resultado. Finalmente, las exportaciones se redujeron mientras que las importaciones aumentaron, ambas lideradas por los bienes industriales, a la baja en el primer caso y al alza en el segundo.

El ingreso nacional bruto disponible real (INBDR) se redujo 7,0%, disminución menor a la observada en el PIB, explicado por los términos de intercambio.

El ahorro bruto total ascendió a 18,4% del PIB en términos nominales, compuesto en su totalidad por ahorro nacional.


Revisión de PIB

En línea con la política de revisiones de las cuentas nacionales, la tasa de crecimiento del PIB no presentó cambios en el primer trimestre, ubicándose en 0,3%, y se corrigió a la baja 0,4 pp en el segundo, ubicándose en -14,5%.

Considerando los desafíos que la crisis sanitaria ha impuesto sobre la recolección de datos básicos, el Banco Central de Chile ha hecho esfuerzos adicionales con sus proveedores de información para minimizar el impacto en la calidad de las estadísticas. Sin embargo, es importante señalar que las cifras publicadas en esta oportunidad podrían estar sujetas a revisiones mayores que las registradas históricamente, las cuales serán difundidas de acuerdo al calendario de publicaciones y revisiones de Cuentas Nacionales disponible en la página web institucional.

Cuentas Nacionales3T