​P.S.= Pésima Señal

|

Germu00e1n Pinto (columnista)


Casi resulta un juego de palabras el título de esta columna, pero los hechos me permiten jugar con letras y significado. Este fin de semana hemos visto como el Partido Socialista, P.S., ha dado una Pésima Señal, en boca de su presidente el senador Álvaro Elizalde, quien ha señalado que organizará a la oposición política del país para rechazar todas las reformas impulsadas por el Gobierno, especialmente la tributaria.

Es Pésima la Señal porque evidencia una actitud pueril que privilegia los intereses particulares de los políticos, que no siempre comulgan con los temas de interés y de provecho de los ciudadanos.

En mi opinión, los temas importantes para el país deben tener una discusión “técnica” y no debates políticos, tal como se ha gobernado en estos últimos 30 años en donde se han dictado leyes que solo benefician a los partidos políticos como, por ejemplo, el cambio que se hizo a la composición del Tribunal Constitucional que en sus inicios estaba constituido por un conjunto de personas con alto reconocimiento académico y profesional, para cambiar a un sistema de cuoteo de los partidos.

Al parecer, la reforma tributaria también será desechada por temas ajenos a los fundamentos técnicos y se seguirán hablando y ventilando eslogan que están alejados de los fundamentos que dan sentido a un sistema tributario eficiente.

El señor Elizalde ha dicho que la reforma tributaria es regresiva, lo que significa, que afecta negativamente a los estratos de menores ingresos. Sin embargo, el señor Elizalde olvida que la Reforma Tributaria 2014/2016 que su partido aprobó sin leer, bajó la tasa máxima del Impuesto Global Complementario de un 40% a un 35%, siendo beneficiados las personas naturales más ricas del país. Por otro lado, el actual proyecto de reforma tributaria que no está siendo debatido en el Congreso, establece que todas las empresas pagarán una tasa del 27% y solo las pymes se afectarán a una tasa del 25%, amén del hecho de poder confeccionar una base imponible del Impuesto a la Renta de Primera Categoría más simple y con mayores posibilidades de imputar gastos. Si esto no es progresividad (lo contrario de regresivo) no sé de qué está hablando este senador.

La necesidad de arreglar el actual sistema tributario es algo compartido por académicos y por organismos profesionales como el Colegio de Contadores de Chile A.G. que en una última declaración pública señaló la necesidad de generar un solo sistema de tributación y no la cohabitación del régimen de renta atribuida y el semi integrado actual.

Lo que le pido al parlamentario es que, por lo menos, cuestione con fundamentos técnicos el proyecto y que no se limite a negar la “sal y el agua” tal cual lo hizo su antecesor don Aniceto Rodríguez en 1964 cuando el PS (dando una pésima señal otrora también) declaró que no apoyaría al gobierno de Eduardo Frei Montalva al asumir la primera magistratura. Espero que ahora el señor Elizalde no incurra en los mismos errores que el PS ha incurrido históricamente cuando la razón se ha nublado por la pasión. En cambio, cuando la razón ha imperado, como en el Gobierno del señor Ricardo Lagos, socialista de tomo y lomo, ha dado resultados aceptables que han redundado en un crecimiento del país a través de acuerdos y proyectos liberales que garantizan el crecimiento y desarrollo de la economía.

Mirando también hacia el pasado, espero que la DC no caiga en el juego del señor Elizalde y siga el camino de la senadora Ximena Rincón que está abierta a aprobar, pero con indicaciones. Ese es la forma de legislar: pidiendo correcciones, debatiendo y buscando lo mejor para el país y no privilegiar limpiar la honra de un partido que sus mismos integrantes se han encargado de ensuciar. Por lo mismo, la ropa sucia se limpia en casa y no bloqueando las iniciativas legales que esperan mejorar lo que tenemos.


Prof. Germán R.Pinto Perry

Director del Magíster en Planificación y Gestión Tributaria

Universidad de Santiago de Chile