Abif valora medidas de Hacienda para aumentar competencia en mercado de tarjetas de débito, crédito y de prepago

|


Targetas

Respecto al anuncio dado a conocer por el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, que impulsará la implementación del modelo de cuatro partes del sistema de pagos, la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), señaló que “valoramos la coordinación y liderazgo (de la cartera) en el perfeccionamiento del sistema de pagos, cuyo objetivo central es avanzar hacia un esquema de cuatro partes”.

De acuerdo al organismo gremial “este perfeccionamiento al sistema de pagos robustecerá la competencia en el mercado de pago, con los consiguientes beneficios que esto implicará los distintos actores –tarjetahabientes, comercios y emisores, entre otros”.

Aseveró, asimismo, “es importante que estos cambios al sistema se realicen de manera ordenada y colaborativa entre los distintos actores públicos y privados, realizando así una transición eficaz y eficiente hacia un esquema de cuatro partes.”

Cabe mencionar que el ministro Larraín anunció ater medidas para aumentar la competencia en el mercado de tarjetas de débito, crédito y con provisión de fondos o de prepago. La autoridad comenzó su exposición explicando la relevancia que tienen estos instrumentos de pago en la vida de las personas. “Las tarjetas de pago son un elemento cada vez más común en los hogares chilenos”, dijo el titular de Hacienda, quien agregó que un 73% de los hogares encuestados utiliza tarjetas de débito, proporción 6 veces mayor a la del año 2007 (11%) y es el principal medio de pago en Chile después del efectivo, de acuerdo datos de la Encuesta Financiera de Hogares 2017 del Banco Central.

A diciembre del 2018, el número de tarjetas de débito vigentes superaba los 22 millones, mientras que las de crédito superaban los 20 millones. “Esto significa que en Chile hay más de 2 tarjetas de pago por cada chileno”, agregó el Ministro Felipe Larraín.

La autoridad destacó algunos beneficios del uso de las tarjetas como, por ejemplo, que permiten que las personas realicen transacciones de manera segura y rápida, eliminando los costos y riesgos asociados a los pagos en efectivo.

“La importancia de estos instrumentos los ha convertido en un pilar importante de la inclusión financiera y, es por ello, que incentivar un mayor y mejor acceso a las tarjetas de pago es uno de los objetivos del Ministerio de Hacienda”, enfatizó.

Dada la importancia de estos instrumentos de pago, el Gobierno avanzará decididamente en el denominado modelo de “cuatro partes”, esquema que actualmente impera en la mayor parte de los países de la Unión Europea, Estados Unidos, Australia y Brasil, entre otros.

Este modelo, es llamado así, porque intervienen en la transacción cuatro partes:


1) el comercio en el cual se realiza el pago

2) el adquirente, que provee al comercio del acceso a la red de pagos

3) el usuario de la tarjeta

4) el emisor de la tarjeta


El titular de Hacienda explicó que actualmente en Chile opera un modelo de tres partes en el cual los emisores de tarjetas poseen también la licencia de adquirente, concentrando en los mismos agentes los roles de emisor y de adquirente. Adicionalmente, los principales emisores de tarjetas, que son los bancos, han delegado en una sola empresa, Transbank, la función de adquirencia. Así, Transbank, sociedad de propiedad conjunta de los bancos de la plaza, es, por un amplio margen, el principal adquirente del país.

“Si bien, la estructura actual del mercado de medios de pago en Chile ha contribuido a extender la utilización de las tarjetas y sus beneficios, se aleja de los estándares internacionales y representa una barrera de entrada a potenciales nuevos competidores”, dijo el Ministro Larraín, quien agregó que las autoridades de libre competencia han recomendado tomar medidas tendientes a impulsar el llamado “modelo de cuatro partes”.

De hecho, en enero de 2017, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) recomendó al Poder Ejecutivo, entre otras cosas, limitar la adquirencia conjunta de Transbank, impulsando un modelo en el cual los adquirentes operen de manera independiente de los emisores.

Instancias de trabajo empiezan a operar este mes

Para aumentar la competencia en el mercado de tarjetas de débito, crédito y de prepago, el Ministerio de Hacienda tomará las siguientes medidas:


1. La cartera de Hacienda liderará y coordinará la implementación del modelo de “cuatro partes” en Chile. Específicamente, se citará a reuniones periódicas, tanto de manera bilateral como de forma conjunta, a todos los participantes del mercado que deban realizar adecuaciones tecnológicas y en su modelo operativo y de negocios para asegurar que los avances y adecuaciones se realicen de manera coordinada y en el plazo comprometido.

Entre las partes que serán citadas se cuentan, las marcas de tarjetas; los adquirentes; los emisores (bancarios y no bancarios), y otras empresas que provean servicios a este mercado.


2. En segundo lugar, el Ministerio convocará a los principales accionistas de Transbank, para que comprometan un cronograma específico que se haga cargo, no sólo de terminar con la adquirencia conjunta, sino de reestructurar la propiedad y el gobierno corporativo de Transbank, con el fin de robustecer y perfeccionar el funcionamiento del mercado de tarjetas, y de hacerse cargo de un nuevo nivel de madurez de esta industria.

“Dada la importancia y urgencia que tiene para el Gobierno aumentar la competencia en los medios de pago, se comenzará con el trabajo de ambas instancias este mismo mes”, anticipó el Ministro Larraín.


La autoridad agregó que algunos de los objetivos de estas medidas son:


- Conectar a diversos emisores con adquirentes de forma fluida e independiente,

- Fomentar el ingreso de nuevos participantes y la competencia en este mercado,

- Expandir la red de comercios que aceptan tarjetas, beneficiando tanto a los comercios como a los clientes,

- Impulsar la adopción de innovaciones tecnológicas, fomentando e incentivando el liderazgo de Chile en economía digital en la región, y otorgando a los clientes y a los comercios mayor valor agregado en los servicios que reciben,

- Facilitar la emisión de tarjetas con provisión de fondos (de prepago), las cuales generan importantes beneficios para la población en términos de inclusión financiera,

- Incentivar que se ofrezcan a las pymes y pequeños comercios nuevos servicios, conexos a la adquirencia. Algunos ejemplos de este tipo de servicios ofrecidos a nivel internacional son, el manejo de inventario, perfilamiento de clientes, informes contables y facilidades para aceptar pagos de manera remota.


La autoridad destacó que la cartera que lidera tomará los resguardos necesarios para que este proceso se realice de manera gradual y ordenada, sin afectar el normal funcionamiento de los medios de pago. “Tomaremos las precauciones necesarias para que los usuarios de tarjetas puedan seguir utilizándolas sin enfrentar ninguna dificultad y en condiciones de seguridad”, puntualizó el Ministro de Hacienda.