ASIMET advierte: propuesta previsional del Gobierno elevaría costo del empleo en un 3,3%

|


Asimet

Un impacto negativo para la industria manufacturera tendría la reforma previsional anunciada por el Gobierno, que significaría un incremento en los costos del empleo de un 3,3%, en el caso que se estableciera una indemnización a todo evento con un costo fijo de 0,5 de mes por año lo que representaría para las empresas “un aumento de cuatro veces del sistema actual”, según ASIMET.

El presidente de la asociación gremial, Dante Arrigoni, señaló que “según cifras del Gobierno el sistema actual se aplica sólo al 10% de la fuerza laboral, por lo que el costo promedio de indemnización para la industria es de 0,1 mes por año. La propuesta del Gobierno de indemnización a todo evento y para todos los trabajadores, tiene un costo de 0,5 mes por año, lo que representaría un aumento de cuatro veces del sistema actual”.

“Nadie duda que el sistema actual se debe mejorar y que debemos avanzar a un sistema más flexible que permita la movilidad laboral de las personas. Esto significará mejores posibilidades de empleo y adecuar de mejor manera las organizaciones de las empresas”, sostuvo Dante Arrigoni.


“Nuevo impuesto al trabajo”


“En el caso del sector de la manufactura ha perdido competitividad y el aporte al PIB en los últimos 22 años, pasó de un 15% a menos del 10%, con lo cual se ha perdido un tercio de la industria manufacturera, este nuevo impuesto al trabajo será otro duro golpe para nuestro sector”, dijo el presidente de los industriales metalúrgicos metalmecánicos.

Agregó que el año pasado la manufactura creció un 2.4 % frente al 4% del país, confirmando su decrecimiento de los últimos años. “El año 2018 perdimos 36 mil puestos de trabajo, este nuevo costo sin medidas que mejoren la situación de las empresas, significará una pérdida mayor de empleos”, sostuvo.

Dante Arrigoni hizo un llamado a las autoridades para que un tema de esta relevancia “sea tratado en forma colaborativa en una mesa de trabajo con todos los sectores, trabajadores, Gobierno y empleadores, de tal forma de buscar una fórmula que mire las necesidades a la altura de los desafíos que tenemos, y que sea ganadora para todos”.

“Lo que Chile necesita es replicar lo que están realizando la gran mayoría de los países de la OCDE, que es un plan de Políticas Públicas que fomente y ayude a nuestras empresas a modernizarse y adoptar la cuarta revolución Industrial, para volver a ser competitivos y esta propuesta aislada del Gobierno va en el camino contrario”, finalizó.