​Sebastián Sichel: “La forma de clasificación de las empresas en Chile es absolutamente conservadora”

|

Sebastiu00e1n Sichel


“Es una mala mirada de un país que quiere desarrollarse”. Así calificó esta mañana el presidente de BancoEstado, Sebastián Sichel, la actual clasificación de empresas que rige hoy en Chile, la que, según indicó, debe asimilarse a la que existe en países industrializados, como Alemania e Italia.

De esta forma, dio su pleno respaldo a la propuesta que entregó ASIMET al Gobierno de duplicar los límites de la actual categorización de las pymes en Chile –incluida en el Plan de Reactivación Industrial-, iniciativa que permitiría a las empresas poder acceder a mayores beneficios y apoyos en medio de la actual crisis económica.

“Tiene toda la lógica que se corran un peldaño hacia arriba, las micro debería ser hasta 5 mil UF (en ventas anuales), las pequeña pensar en algo más cercano a los 200 mil UF y de ahí hacia arriba. Hay que correr un eslabón completo la calificación, y eso nos va a permitir a nosotros los bancos una posibilidad distinta de usar las garantías estatales”, sostuvo Sichel.

Durante la charla telemática, el presidente de BancoEstado informó que, al 3 de julio de 2020, los créditos Covid – Fogape que se han otorgado se distribuyen de la siguiente manera: un 56% de ellos para la microempresa; un 33% a las pequeñas; un 6,4% a las medianas y un 4,6% a las grandes.

En cuanto a los sectores, la mayoría de las operaciones corresponde al Comercio (23.562), seguido por Servicios (19.781), Transporte y almacenamiento (9.851) y Manufactura (3.337). Estas últimas equivalen a MM$114.685.

Sichel explicó que actualmente el banco se encuentra abocado a una estrategia de ir a ofrecer créditos, debido a que han advertido una baja en los requerimientos en el último mes, con menos de mil solicitudes. “La idea es ir con ejecutivos a ofrecer créditos donde hay necesidad de liquidez. Esto para el banco es riego pero yo estoy dispuesto a correr el riesgo. No es un negocio, el banco está dispuesto a correr políticas de riesgo, porque siento que acá hay una tremenda oportunidad de fidelidad con el banco”, indicó.

En ese sentido, informó que la institución se puso como meta un plazo de 8 días para otorgar el crédito a los clientes, y de 20 días para los no clientes.

Finalmente, sostuvo que para el mediano plazo BancoEstado debe tener una mirada de reactivación mucho más activa, para cuando empiece el desconfinamiento. “Esto requiere ir diseñando instrumentos especiales de financiamiento como capital de inversión o desarrollo de productos para transformación tecnológica con tasas distintas y productos que en general puedan acelerar este financiamiento. Estas estrategias deben ir unidas a subsidios”, concluyó.