​Los cambios recomendados este mes para los activos de inversión

|

Activos financieros


BICE Inversiones publicó este jueves su reporte mensual sobre de estrategia con los cambios sugeridos de portafolios. Por el lado de renta variable internacional, la entidad indicó que “dado los avances vistos en las conversaciones entre China y EE.UU., además de una mejor perspectiva para la economía de los mercados emergentes, recomendados sobre ponderar la región de Asia Pacífico ex Japon y Latam. En mercados desarrollados, mantenemos neutral a EE.UU., mientras que disminuimos la ponderación en Japón, para poder subir a Europa. La razón viene por un menor crecimiento económico y de utilidades en Japón, a diferencia de Europa. De hecho, en este último hemos observado señales de mejora en el sector industrial.”

En materia de renta variable local, apuntó que “seguimos manteniendo una exposición acotada en la categoría, en vista de que la incertidumbre vivida a raíz de importantes manifestaciones sociales no ha sido disipada del todo y las expectativas en las empresas comenzarían a reflejar tal nivel de incertidumbre. No descartamos que las propuestas de gobierno que consideran un mayor gasto fiscal e inversión pública sean positivas para la economía, pero nos encontramos a la espera de señales más concretas.”

A su vez, respecto a la renta fija internacional, “nuestro escenario base considera una positiva resolución del conflicto comercial, que iría de la mano con una mejora en las condiciones económicas globales, que ya han dado cuenta de una estabilidad. Ante mejores perspectivas económicas, estaríamos esperando incrementos leves en los niveles de tasas de bonos del tesoro en EE.UU., restando atractivo a la categoría de renta fija internacional, por lo cual, consideramos prudente subponderar la categoría. No obstante, favorecemos instrumentos con mayor devengo en EE.UU. como es el caso de bonos con grado especulativo (HY) y bonos de empresas en países emergentes y latinoamericanas en dólares”, consignó.

Mientras, en renta fija local, BICE señaló que “las proyecciones de inflación continúan positivas para el corto plazo, impulsadas por la depreciación post crisis social del tipo del cambio. Sin embargo, nuestras proyecciones para la evolución de los precios en el mediano plazo apuntan a presiones más acotadas, con un nivel cercano al 2,3% a fines del próximo año, debido al débil consumo privado. En vista de lo anterior, el Banco Central de Chile tendría espacio para aumentar su nivel de estímulo monetario, realizando recortes a su TPM en la segunda mitad del año 2020. Además, la menor oferta de instrumentos de deuda pública durante el 2020 y una mayor estabilidad social en los primeros meses del año, favorecerían la evolución de los activos de renta fija local.”