Industria de la fundición recibe certificación de Producción Limpia

|

A21



Se trata de 12 empresas de ASIMET que tras implementar el tercer Acuerdo de Producción Limpia (APL) lograron mejorar la eficiencia de sus procesos productivos, alcanzando ahorros anuales por más de $2.300 millones en consumo energético y de casi $267 millones por gestión de residuos.

La Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático certificó a 12 empresas del sector fundiciones de las Regiones Metropolitana, O´Higgins, Biobío y Atacama que cumplieron con éxito el 100% de las metas y acciones comprometidas en el Acuerdo de Producción Limpia (APL) coordinado por la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas, ASIMET.

Enmarcado en la Estrategia Regional de Innovación y con el apoyo de los Ministerios de Economía, Energía, Medio Ambiente y Salud, Dirección General de Obras Públicas y Corfo, el APL permitió mejorar la eficiencia de los procesos productivos de las empresas fundidoras, alcanzando ahorros anuales por más de $2.300 millones en consumo energético y de casi $267 millones por gestión de residuos.

Considerando que el consumo de energía es uno de los aspectos más gravitantes del proceso productivo de las fundiciones, se destaca la rebaja de un 7% en energía eléctrica, un 10% en consumo total de gas natural, un 18% de gas licuado de petróleo y un 2% en petróleo, lo que se traduce en una reducción directa de 12.357 toneladas de CO2 equivalentes.

El director ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Giovanni Calderón, destacó que esta iniciativa público-privada significa un aporte concreto a los compromisos de Chile sobre cambio climático, principalmente en reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Por su parte, el presidente de ASIMET, Dante Arrigoni, destacó la importancia de este acuerdo con el Gobierno, por cuanto Chile necesita que sus empresas sean cada vez más competitivas: “Hoy vemos que el mundo se está reindustrializando, y lo que tenemos que lograr es que nuestras empresas puedan competir en igualdad de condiciones con países que están invirtiendo mucho en la modernización de todo su aparato productivo. Este es un paso importante, porque hemos logrado no solo mejorar en sustentabilidad sino también que las empresas sean más productivas y competitivas”, sostuvo.


Otros positivos impactos del APL


En materia de gestión de residuos, las empresas fundidoras certificadas redujeron en 4,5% la generación de residuos sólidos peligrosos y no peligrosos, al tiempo que elevaron su valorización en un 9%, significando una reducción indirecta de 35.760 toneladas de CO2 equivalentes.

Asimismo, registraron la disminución de un 14% en emisiones de material particulado (PM10) y un 13% en las de óxidos de nitrógeno, contribuyendo así al mejoramiento de la calidad del aire.

Mediante el APL se anotó además una rebaja del 7% en consumo de agua y la mejora de los índices de accidentalidad y siniestralidad, del orden del 11% y 14% respectivamente.