Gabriela Clivio



Gabriela Clivio

Varias son las investigaciones que han demostrado repetidamente que la diversidad étnica y de género, la inclusión y el desempeño van de la mano en el mundo de la empresa privada. En los últimos años, la probabilidad de que las empresas con diversidad superen a sus pares de la industria en materia de performance o rendimiento ha aumentado y, al mismo tiempo, también han crecido las sanciones para las empresas que carecen de este gran atributo.

Existe en economía un dilema conocido como la Tragedia de los comunes (o thetragedyofthecommons). Esta situación ocurre cuando un grupo de individuos, motivados sólo por su egoísmo e interés personal, terminan sobreexplotando -hasta agotarse- un recurso limitado que comparte con otras personas.

Cuando cursaba 2do medio en la Alianza Francesa en Montevideo, mi amiga Inés llegó con un libro que se llamaba “Les murs ont la parole” o “Los muros tienen la palabra”, en el cual aparecían las frases más célebres que nacieron en el Mayo del 68 francés.

Recientemente el Presidente Piñera propuso una reforma al sistema de pensiones, centrada básicamente en el aumento del Pilar Solidario para el 80 por ciento de la población más vulnerable. Según el mandatario, esto beneficiará a unas 500 mil personas, de las cuales 460 mil serían de clase media. Con esta reforma, el Pilar Solidario “protegerá” a más de dos millones de habitantes, que verán un aumento de su pensión básica solidaria por sobre la línea de la pobreza.

Siempre desde chica, me quedaba encantada escuchando o leyendo cuentos. Me parecía increíble que en par de líneas o párrafos el autor fuera capaz de transmitir una historia o un relato potente. Uno de esos cuentos que encontré más que sensacionales desde la primera vez que me encontré con él, hace ya varios años, fue el cuento de “El Otro” de Jorge Luis Borges.

Recién en octubre del 2017 la CMF dictaba la normativa que permitía a los fondos de pensiones efectuar inversiones en obras de infraestructura y en el sector inmobiliario no habitacional, siendo consideradas éstas como activos alternativos. El objetivo de estos cambios era que los afiliados obtuvieran una mayor pensión, la queahora va a verse tremendamente afectadascomo consecuencia de los dos retiros aprobados y en su gran mayoría efectuados el año pasado para poder paliar las consecuencias económicas de la pandemia.

Así, diciendo esta frase, corriendo y mostrándoles a todos un reloj, recordamos al conejo del cuento “Alicia en el país de las maravillas”. Al igual que el conmemorado personaje que vivía atrasado hemos vivido este año, llegando tarde a todos lados en materia de iniciativas y en varias propuestas.

“Macondo” es sinónimo de García Márquez y de realismo mágico. Es el lugar ficticio, donde transcurre su novela titulada “100 años de soledad” y la vida de los personajes que la pueblan. Mi sensación es que, como consecuencia de algunas iniciativas que se están impulsando últimamente por parte de algunos parlamentarios, nos estamos pareciendo a Macondo. 

En el año 1981 en Chile, la esperanza de vida al nacer era de 73,04 años para las mujeres y 66,33 años para los hombres, es decir, el promedio era de 69,66 años. Actualmente, y no es casualidad, Chile se ha convertido en el país con la esperanza de vida más alta en Latinoamérica, alcanzando los 80 años (80,04 años para ser exactos en 2018 de acuerdo a datos del Banco Mundial con una esperanza de vida de 82 años las mujeres y 77 años los hombres).