94 años de Carabineros

|

Javier Fuenzalida A

Casi un siglo al servicio de la comunidad este 28 de Abril ¿Homenaje por los servicios a todos nosotros? Prácticamente no los hubo. Casi pasó desapercibido por los medios de comunicaciones. Una breve cita perdida en la crónica la ceremonia en un diario local y algunos titulares en unos cuantos diarios de regiones. La TV lo ignoró, salvo un escueto recuerdo en TVN. Ningún político se refirió a este aniversario, no hubo felicitaciones ni declaraciones. Algunos youtube en recuerdo del 94 aniversario. En otras palabras, la política los ignoró.


Son 60.000 chilenos. 2.000 de ellos cuidan el orden público. Los demás, 58.000, nos protegen para que podamos vivir tranquilos, seguros y en paz. Combaten la delincuencia, el narcotráfico, defienden nuestros bienes, nuestras fronteras muchas veces viviendo en condiciones difíciles y hasta peligrosas ¿Se acuerdan el teniente Merino en la Laguna del Desierto en 1965? Cerca de 1.200 carabineros han muerto en actos de servicio.


Su labor abarca todos los aspectos de nuestras vidas en forma individual y colectiva, muchas veces atendiendo casos que escapan a sus competencias. Las personas cuando se encuentran frente a circunstancias difíciles, accidentes, incendios, asaltos, robos, hecatombes, terremotos, maremotos, disputas de barrio y vecinales, personas perdidas o desaparecidas, la primera reacción es acudir y solicitar su ayuda. Hace décadas era común entre las familias de bajos recursos ir a un cuartel de carabineros cuando se aproximaba un parto. Hubo que instruirlos sobre cómo recibir un recién nacido en una comisaría.


En la actualidad, frente a la violencia que se está dando en el país, toda vez que hay alteración de la seguridad pública deben intervenir y la reacción de muchos medios de comunicaciones y políticos, especialmente, es criticar el proceder de carabineros en el restablecimiento del orden. Los medios hacen un festín mostrando imágenes truncadas y comentarios poco veraces. Sin embargo, en medio de la pandemia, los vecinos denuncian a carabineros a quienes no cumplen con las normas, cuarentenas, fiestas clandestinas y mal comportamiento además de los controles de rutina. 500.000 personas han sido detenidas. Todo ese esfuerzo parece perdido porque el gobierno no informa sobre cuántos han sido formalizados, procesados, sancionados y si han pagado las multas impuestas.


¿Cómo se debe restablecer el orden público frente a los actos de violencia? ¿discurseando como lo hacen los políticos? ¿implorando a Dios como lo hacen los ministros de fe? No. Hay que actuar con firmeza y es el estado, por su naturaleza, el único que tiene el monopolio del uso de la fuerza y es lo que carabineros hacen cuando se perturba el orden. En el último año se han registrado 29.000 actos violentos ¿Cuán intenso ha sido el uso de la fuerza? El 18 de Octubre de 2019 fue tal vez el más violento de todos junto con el 2 de Abril de 1956. Todos los medios de comunicaciones se dedicaron a resaltar la represión con que carabineros debió actuar. Las víctimas de los actos terroristas y de violencia, heridos, sus bienes destruidos e incendiados apenas fueron objeto de noticias, a pesar de que fueron miles. Sin embargo, una semana más tarde, el 25 de octubre hubo otro acto de protesta, el más grande que ha habido en el país. Participaron 1.2 millones de personas en Santiago. Fue un acto ejemplar, tranquilo, pacífico. Carabinero solo tuvo que acompañar para proteger y defender a los participantes en caso de que hubiera algún brote generado por violentistas. No los hubo. Lamentablemente esa cívica marcha ha sido olvidada. Todos recuerdan el 18 de octubre, pero nadie la del 25 del mismo mes.


De los 60.000 carabineros 96 ha sido sumariados por no respetar los protocolos, menos casi el 0,1 % lo que no significa que hayan sido necesariamente culpables por un uso exagerado de fuerza. ¿Cuántos de ellos debieron defenderse de las bombas molotov? De los 96, 23 han sido desvinculados y 18 procesados. Puesto de otra forma, de 99,9 % ha actuado conforme a las normas y protocolos aun cuando han sido violentamente atacados. Huracán, Catrillanca, heridos con balines han sido actos que, aunque graves, marginales, a pesar de la nula objetividad de los medios de comunicaciones que los destacan reiteradamente como si fuera lo común. Poco o nada se ha informado de los 544 ataques a sus cuarteles y 13 de ellos los han sufrido 224 veces.


Resultado, 5.000 carabineros heridos, 263 con lesiones graves, 126 heridos a bala, 5 perdieron la vista.


Todo para defendernos de los actos de violentistas y terroristas, por lo que, en lugar de estar agradecido, los medios y los políticos, en particular de la izquierda, no han hecho otra cosa que criticarlos, condenarlos y proponer una reforma a la institución y sus procedimientos, sin especificar ni tener ideas de los que habría que hacer. ¡La prensa prefiere entrevistar al asesino Norambuena!


¿Deberán a futuro los carabineros trabajar como monjes budistas cuando deben restablecer el orden público, vistiendo túnicas y guantes blancos y cantando himnos sagrados o como máximo, armados de escobas para barrer a los violentistas?


¿Son robots o humanos? Para el INDH son robots. Cada vez que ha habido desorden y que carabineros han debido que actuar usando debidamente la fuerza, el INDH ha salido a criticar y defender a los ciudadanos que presumiblemente han sufrido una violación de sus derechos humanos cuando se comportan como terroristas, vándalos y delincuentes. Así lo describe la memoria anual del INDH y que además ha omitido señalar los 263 carabineros atacados y que han sufrido lesiones graves de parte de las turbas y de los 126 que han recibido impactos de bala.


El INDH siempre es contrario a que el estado use su monopolio de la fuerza para restablecer el orden. Los medios de comunicaciones han actuado como eco de esas críticas, pero han callado respecto de estos 60.000 ciudadanos dedicados a mantener nuestra seguridad y vida pacífica y que han debido también sufrir ataques violentos lo que también es una violación de derechos humanos. No son robots.


Es de esperar que la ciudadanía restablezca la confianza y agradecimientos por su trabajo del que todos nos beneficiamos. Una de las últimas encuestas de CADEM indica que carabineros está recuperando su alto nivel de aprobación, 48 %. Es un reconocimiento importante comparado con la imagen que la ciudadanía tiene de los tribunales de justicia (12 %), del Congreso (8 %) y de los partidos políticos (2 %) según la reciente encuesta del CEP. Desgraciadamente estas no preguntan por la confiabilidad de los medios de comunicaciones.


Esperamos que los próximos 94 años conserven el gran espíritu de servicio público que siempre los ha caracterizado. Me hago eco del sentir de la inmensa mayoría de los ciudadanos y expresar nuestro agradecimiento y cariño.




Javier Fuenzalida A.

javierfuenzalidaopina blogspot

javier fuenzalida asmussen linkedin