Crecen las ventas del Comercio Minorista en Regiones de Valparaíso y Biobío durante noviembre, en la La Araucanía bajaron

|

A1

Las ventas presenciales de noviembre del comercio minorista de las regiones de Valparaíso, Biobío y La Araucanía, según el índice que elabora mensualmente el Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), marcan fuertes alzas en Valparaíso y Biobío, influido en gran parte por la baja base de comparación y pasos a fase 3, mientras que La Araucanía evidencia una caída anual debido a mayores cuarentenas.

En la Región de Valparaíso las ventas minoristas marcaron un crecimiento real anual de 29,6% en términos totales, acumulando una caída de 13,5% entre enero y noviembre de este año. En términos de locales equivalentes las ventas en noviembre crecieron un 20,9% real anual, acumulando una baja de 17,3% real en los once meses del 2020.

En la Región del Biobío, las ventas del retail registraron un incremento de 33,9% real anual en el decimoprimer mes del año pasado, acumulando entre enero y noviembre una baja real de 7,8%. En términos de locales equivalentes las ventas aumentaron un 29,5% real anual, cerrando a noviembre con una baja de 4,9%.

Por último, en la Región de La Araucanía, la actividad comercial minorista evidenció una baja de 2,8% real anual en noviembre, cerrando los once meses del año 2020 con una caída 7,8%. En términos de locales equivalentes la caída fue de 6,7% real anual en el decimoprimer mes de 2020, acumulando entre enero y noviembre una caída de 8,3% real.

Bernardita Silva, gerente de Estudios de la CNC, consignó que "claramente los pasos de una fase a otra en el Plan Paso a Paso afectan fuertemente el funcionamiento y los resultados del sector, y así como en Valparaíso durante ese mes se pasó a fase tres en las principales ciudades de la región impulsando el crecimiento de las ventas, la Araucanía sufrió el efecto contrario al caer en mayores cuarentenas."

Concluyó que "al observar el comportamiento de los trimestres móviles se puede apreciar una fuerte aceleración en las tres regiones en estudio tras haber tocado fondo en el período abril-junio, sin embargo, La Araucanía se desacelera en el último período debido a un mayor confinamiento. Variables más bien transitorias impulsaron el consumo de los hogares en el segundo semestre de 2020, el retiro del 10% junto a otras ayudas fiscales, se sumó a que comenzaron a levantarse cuarentenas totales en varias comunas activando las aperturas del sector. Por su parte, la confianza de los consumidores medida por GFK Adimark, si bien aún en terreno pesimista, se ha ido recuperando y es precisamente las “expectativas de consumo para el hogar” una de las variables que más se ha acelerado. Pero sigue preocupando la situación del empleo futuro, el mercado laboral fue fuertemente golpeado el 2020 y será la capacidad de recuperar empleos formales y de calidad lo que llevará a una recuperación efectiva del consumo. A esto se suma una gran incertidumbre sobre el comportamiento futuro del virus, estamos claramente atravesando una segunda ola de contagios, donde los mayores confinamiento y restricciones tendrán sus repercusiones en la recuperación del empleo y de la actividad."