​Apertura para la innovación y el emprendimiento

|

GonzaloJimenezGracias a la pandemia volvemos a constatar lo esencial de la inversión en investigación y desarrollo (I+D). Recordemos que, entre los países miembros de la OCDE, el promedio del PIB destinado a I+D en Chile siempre es de los últimos en la lista. Estos temas país son primordiales para impulsar la economía y la sociedad, especialmente cuando a la clásica fórmula le sumamos la “I” de Innovación. En el presente delineamos nuestro futuro.

Cuando la investigación contribuye a la creación de conocimiento y la innovación aplica ese conocimiento para obtener valor, es probablemente cuando más avanzamos en desarrollo. Por eso, además de volver a levantar la bandera del aumento de la inversión pública y privada en esta área, la invitación es generar la apertura mental, organizacional y estructural para surjan conversaciones que generen los cambios culturales que las harán posible.

¿Qué sugiere el CEO y cofundador de NotCo, Matías Muchnick, cuando afirma que “la tecnología nos permite ser innovadores en lo que queramos y que no por tener cobre vamos a hacer puros emprendimientos de cobre”? Tal vez lo más interesante es que nos ayuda a desplegar posibilidades. Personalmente, me impulsa a avanzar desde un país que explota sus recursos naturales a un país abierto a la co-creación, maestro en la entrega de servicios que se nutren con el aporte diferenciador de las personas trabajando unidas por el bien común.

Dar el paso hacia la co- creación de ese futuro implica: “Tomarse los negocios seriamente y no quedarnos solo en el tema de las ganancias”, como dice Saras Sarasvathy (profesora de Darden – University of Virginia), co- creadora del método "Effectuation" junto al profesor Hebert Simon, Premio Nobel de Economía.

Saras estuvo virtualmente en Chile el 8 de septiembre, dando una charla en el Centro de Innovación de la Universidad Católica, con el nombre de “Creando nuevos futuros a través del método emprendedor”. Ante un futuro incierto por naturaleza, ella nos propone, más que nunca, invertir en las personas. Volver a asumirnos como parte de una gran trama en que estamos sobre los hombros de algunos y otros sobre nuestros hombros, única manera en que podemos llegar más lejos.

Necesitamos ampliar, renovar y enriquecer la mirada para ver de nuevas maneras a las empresas y a las personas que la conforman. Ver solo “roles” que cumplen lo que se les pide, es una mirada estrecha, insuficiente para los desafíos complejos de este tiempo y que pierde los aportes del vuelo individual.

Es necesario involucrar a la gente, pero no en “mi sueño”. Parte del acercamiento que nos propone Saras es que la alta dirección cambie su estilo de liderazgo. Ir al frente guiando y dando instrucciones, no solo es agotador, sino ineficiente, dice ella. La invitación es ejercer liderazgo desde el medio, o sea, apoyar a que otros cumplan sus sueños y que eso nos beneficie a todos.

En concreto, el método de effectuation nos invita a invertir (tiempo, recursos, energía, etc.) en lo que está cercano y bajo nuestro control, pero con la flexibilidad suficiente para que lo nuevo tenga espacio para ser escuchado cuando toque tu puerta. ¿Qué más puedo hacer con lo que tenemos? ¿Qué de lo que tenemos no lo estamos considerando como recurso (espacio en la bodega, talentos de los trabajadores, horas extra, el cliente que nos pidió algo distinto, en el barrio hubo un cambio, etc.)? Desde esta perspectiva, el tiempo malo para invertir no existe, por el contrario, siempre es hoy el mejor momento.


Gonzalo Jiménez Seminario

CEO Proteus Management & Governance

Profesor de ingeniería UC