​Activos de inversión: Se ajustan recomendaciones para la renta fija y variable

|

Actividad 2


A través del Informe Mensual de Estrategia de junio, BICE Inversiones ha actualizado su visión para los activos de inversión, en particular, para la renta variable y fija nacional e internacional.

Por el lado de RENTA VARIABLE INTERNACIONAL, “aumentamos el posicionamiento producto del cambio en la ponderación entregada al mercado de Japón, el cual aumentamos a neutral luego de demostrar un buen manejo de la enfermedad, continuar entregando estímulos fiscales, reabrir cuidadosamente su economía y ser un mercado con descuento respecto a su historia. Además, dentro de la categoría, continuamos sobre ponderando Asia emergente y EE.UU., donde el primero se explica por ser la región que más rápido se podría recuperar después del shock del COVID-19, mientras que el segundo se explica por ser una bolsa que se compone de empresas con mayor crecimiento, además de tener un importante apoyo fiscal y monetario por parte de su gobierno y Banco Central.”

Por el lado de RENTA VARIABLE LOCAL, “a pesar de ver interesantes oportunidades en las valorizaciones en la bolsa, vemos altos riesgos en el avance de la pandemia a nivel nacional, con cuarentenas que probablemente continúen y se vayan extendiendo a lo largo del país. Esto prevé un 2 trimestre del 2020 con resultados corporativos peores que el 1 trimestre, por lo que hemos decidido subponderar la categoría renta variable local, aunque manteniendo selectividad dentro de la clase de activo.”

Por el lado de RENTA FIJA INTERNACIONAL, “para este mes, ante un mayor nivel de optimismo hemos decidido disminuir nuestra exposición a caja en dólares, para aumentar nuestro posicionamiento frente a deuda corporativa con grado especulativo en EE.UU., High Yield. Esta categoría no solo sigue rezagada ante la corrección de mercado a causa del brote del virus, sino que también tiene un apoyo fundamental por parte de la Reserva Federal, mismo sustento que reciben los instrumentos de deuda corporativa con grado de inversión, categoría en la que tenemos preferencia en el portafolio. Por último, seguimos teniendo preferencia por países emergentes en dólares.”

Por el lado de RENTA FIJA LOCAL, “la desaceleración económica producida por la pandemia del COVID-19, nos lleva a esperar una caída de –4,5% en el PIB del año 2020. Lo anterior, junto a las medidas implementadas por el Banco Central de Chile, producirían un escenario propicio para que las tasas locales mantengan su tendencia bajista. Por otra parte, el nivel de inflación que tienen internalizado los precios de mercado para el mediano y largo plazo nos parecen muy bajos y alejados de la meta del Central de 3,0%. De esta manera, se estaría produciendo una oportunidad atractiva para aumentar la exposición a instrumentos en UF, los que se verían favorecidos cuando el mercado ajuste sus expectativas de inflación al alza.”