BICE actualiza su visión para los activos de inversión

|

BICE


De acuerdo al último Informe Mensual de Estrategia elaborado por BICE Inversiones, “para marzo, a pesar de la incertidumbre relacionada al coronavirus, seguimos manteniendo una preferencia por activos internacionales por sobre los locales. En renta variable internacional mantenemos nuestra preferencia por regiones emergentes y aumentamos el posicionamiento en EE.UU. en desmedro de Japón. En renta variable local, mantenemos nuestro posicionamiento de sub ponderar la categoría. En renta fija internacional, disminuimos la duración del portafolio, bajando la categoría de Grado de Inversión de EE.UU. Finalmente, en renta fija local, disminuimos la duración del portfolio, bajando la exposición en bonos de largo plazo, a favor de la ponderación de bonos en UF y de corto plazo.”

Por el lado de Renta Variable Internacional, BICE consigna que “hemos decidido mantener la exposición en la categoría, sobre ponderando Asia ex Japón, Latinoamérica y EE.UU. Continuamos sobre ponderando a los mercados emergentes porque continúan siendo los mercados con mayor crecimiento económico y de utilidades, a pesar de la corrección a la baja por el factor coronavirus, la cual fue generada por la paralización en la actividad de muchas empresas en China, pero que ya hemos visto que han comenzado a volver a operar. Mientras que el cambio de sobre ponderar el mercado accionario de EE.UU. financiado por una disminución en el mercado de Japón, viene por una reducción en las utilidades esperadas para el año 2020, al igual que una reducción del crecimiento económico, donde se espera solo crezcan un 0,23%. Por el contrario, EE.UU. es un mercado accionario que registra crecimiento en las utilidades, además de seguir con sólidos datos económicos. “

Mientras, para la Renta Variable Local, el reporte indica que “seguimos con un posicionamiento cauto en la bolsa local, principalmente en línea con un escenario más complejo en meses como marzo y abril, que podrían estar sujetos a una atmósfera de mayor nivel de incertidumbre política y social. Por otro lado, aunque estimamos un crecimiento de 1,4% para el presente año, existe el riesgo bajista asociado a los efectos del coronavirus. “

Por el lado de Renta Fija Internacional, apunta que “a pesar de que los mercados internacionales siguen con un sentimiento pesimista ante el virus originado en China, seguimos considerando que un escenario negativo en el corto plazo, pero que luego mostrará una recuperación rápida en los mercados. Asimismo, ya se pueden observar ciertas tendencias de desaceleración en los contagios, por lo menos, por parte del país asiático. Ahora lo que resta, es ver un escenario más positivo en las demás regiones afectadas. En dicho contexto, esperamos que el nivel de Tasas del Tesoro de EE.UU. muestre una tendencia alcista y en línea con esto, favorecemos categorías de menor duración como es el caso de bonos con grado especulativo (HY) en EE.UU., además de categorías corporativas en países emergentes en dólares, acotando el posicionamiento en instrumentos de mayor duración como es el caso de deuda corporativa con grado de inversión en EE.UU. “Acotamos la exposición a instrumentos de deuda corporativa en EE.UU. con grado de inversión (IG) favoreciendo bonos de empresas en países emergentes y latinoamericanos en dólares”.

Por último, respecto a la Renta Fija Local, “las variables fundamentales de mediano plazo, que incluyen una desaceleración económica y posibles recortes en la TPM por parte del Banco Central, son propicios para un buen rendimiento de los activos de renta fija local. Sin embargo, la incertidumbre respecto al panorama político y social de corto plazo habrían aumentado la volatilidad en las tasas de instrumentos locales. Dado lo anterior, no descartamos nuevos episodios de volatilidad en las inversiones de esta categoría. Por lo tanto, consideramos prudente mantener una duración acotada y tener una posición diversificada en un portafolio de renta fija local”, señala BICE Inversiones.