Defendamos la Ciudad sale al paso de declaraciones de abogado de Inmobiliaria Bellavista

|

Patricio Herman


La fundación Defendamos la Ciudad se refirió a las declaraciones del abogado Christian Espejo, de Desarrollo Inmobiliario Bellavista, tras el fallo de la Corte de Apelaciones que rechazó la demanda de nulidad de derecho público que buscaba anular el permiso de edificación y la demolición de una de las torres del proyecto, ubicado en la comuna de Recoleta, Santiago.

“Tal como lo afirma el conocido abogado Cristián Espejo, es efectivo que la Corte de Apelaciones rechazó nuestra acción judicial, por falta de legitimación activa, asociada al proyecto de construcción del brazo inmobiliario de la Universidad San Sebastián en la comuna de Recoleta”, consignó Patricio Herman, de la citada fundación. “Pero a pesar de lo residir en esa comuna y por ello estoy inhabilitado de ejercer mis derechos a favor de la probidad en el ámbito de las actividades de la construcción, informo que a solicitud de un canal de televisión analizamos la documentación que respaldaba el permiso de edificación N° 252 del 12 de octubre de 2007 cursado por la Dirección de Obras Municipales de Recoleta a la empresa Desarrollo Inmobiliario Bellavista S.A. detectando que las alturas de las 3 torres de 19 pisos c/u violaban el artículo 2.1.21 de la OGUC, situación anómala pues se utilizó incorrectamente el artículo 4.1.3 del PRC de Recoleta para posibilitar ese acto administrativo. Por tal motivo, le representamos formalmente este vicio el 10 de diciembre de 2009 al contralor de entonces Ramiro Mendoza.”

Acto seguido, consigna Herman, “la Contraloría le consulta su parecer al ministro de Vivienda, adjuntándole nuestra objeción escrita y dicho ministerio concluye en su completo y didáctico oficio N° 18 del 11 de enero de 2010 que los fundamentos entregados por la fundación Defendamos la Ciudad eran los correctos, es decir, una disposición del PRC de Recoleta, instrumento de menor jerarquía que la OGUC, no habilitaba al DOM para cursar dicho permiso de edificación.”

En este escenario, Herman apunta que “respetuosos de la institucionalidad acatamos los fallos judiciales, pero el permiso de edificación de marras viola el estatuto legal de Vivienda y Urbanismo.”