Ciberseguridad en Chile: baja tasa de fraude en uno de los países más atacados

|

Ciberseguridad 8


Las iniciativas de la banca chilena y una buena gestión de la ciberseguridad se traducen en bajas tasas de fraude en la industria, aun en presencia de una alta prevalencia de intentos de ataques informáticos. Así lo apunta el último informe de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (Abif).

En efecto, según Visa, la tasa de fraude en tarjetas de crédito en Chile disminuyó de 4,6 a 3,4 puntos base (pb) entre el 4° trimestre de 2016 y el 1er trimestre de 2018, es decir, de cada $100.000 transados solo $34 equivalen a operaciones fraudulentas. Esta cifra no sólo ha disminuido en el tiempo, sino también es tan solo un tercio del promedio mundial (11,3 pb) y un cuarto de la tasa de fraude en Latinoamérica (13,5 pb) .

Por su parte, la tasa de fraude en transferencias electrónicas de fondos (TEF) es aún menor, alcanzando 0,2 pb según cifras a marzo de 2019. En otras palabras, de cada $100.000 pesos transferidos, solo $2 equivalen a fraudes. Si bien no se dispone de información sistemática para una amplia muestra de países, evidencia para Reino Unido, donde la tasa de fraude alcanza 0,9 pb, sugiere que la tasa chilena también es baja en el contexto internacional.


Amenazas cibernéticas: Chile entre los países más atacados


Las amenazas en ciberseguridad están cada vez más presentes y, para cierto tipo de amenazas, Chile está entre los países más atacados a nivel mundial. En particular, según Kaspersky Lab, Chile enfrenta en promedio 215 mil ataques a redes informáticas al día (equivalente a 150 ataques por minuto ó 2,5 por segundo) y el 13,63% de las empresas y personas usuarias de los productos de Kaspersky Lab en Chile ha sido objetivo de intentos de ataque en un período de referencia de 30 días, siendo el 14° país más atacado entre un total de 188 jurisdicciones analizadas. Cabe mencionar que en los primeros cinco lugares del ranking se ubican las Islas Caimán, Irán, Etiopía, Irlanda y Pakistán, donde más del 20% de los usuarios ha sido afectado por este tipo de amenazas. La estadística, además, sitúa a Chile en el 2° lugar de los países OCDE más atacados y en el 3° lugar de Latinoamérica.

En relación a la banca y sus clientes, estos también son objetivo frecuente de ataques cibernéticos, situación que se vincularía a factores, tales como la amplia penetración tecnológica, el acceso prácticamente universal a internet en el país y el cada vez mayor uso de los canales digitales en el sector. En particular, según Kaspersky Lab, el 0,8% de los usuarios en Chile ha sido atacado por malware financiero — programas maliciosos destinados a robar dinero o acceder de forma indebida a cuentas bancarias— siendo el 5° país más atacado entre los países OCDE y el 8° en Latinoamérica.