Luis Riveros

La orquesta del Titanic

El país está remecido por los resultados visibles del profundo quiebre que se agudiza en el seno de la sociedad chilena. Sin guía efectiva de parte de los liderazgos políticos, con un Congreso mal evaluado por la ciudadanía y un gobierno que parece haber decidido ponerse al margen de los acontecimientos, el país está a la deriva.

La quimera de Marta

Marta vino desde la lejana Varsovia a estudiar un semestre de economía en Chile. Estudiante de la disciplina en la Universidad de Varsovia, decía que se había sentido atraída por el éxito de la economía chilena, que tan bien sobresalía sobre el resto de Latinoamérica.

El oprobio nacional

Nuevos escenarios de violencia se verifican a lo largo del país. Como secuela, hay jóvenes y policías heridos seriamente, muchos detenidos y hasta un asesinato en la golpeada Región de la Araucanía. Hay ataques incendiarios a propiedad privada y también pública, incluyendo buses del transporte público.

Jugando con fuego

Los partidos políticos y las agrupaciones de partidos, tanto y como la gran mayoría de sus actores directivos y representantes de elección popular, están preocupados de cuestiones bien alejadas del interés ciudadano.

El circo en cenizas

Se ha desatado controversia en torno al rol que juegan muchos políticos en materias comunicacionales, especialmente su participación en actividades que más bien corresponden a la farándula de artistas y comunicadores.

Darle oportunidad al futuro

El país está emprendiendo una importante iniciativa para la recuperación de la inversión nacional. Sabemos que éste es un aspecto clave para la recuperación económica que se espera para el año 2021, y que ha sufrido algunos giros negativos por el retiro de inversionistas importantes y por la situación de espera en que se encuentran muchos proyectos privados.

Retomar la prudencia

El estallido de Octubre pasado sorprendió al país, aunque en gran medida era algo que se podía anticipar en diversos escenarios. En su origen se trató de un estallido social, que radicó en el descontento que distintos sectores de la ciudadanía manifestaron por diversas causas.

¿Dónde está el Estado?

A la ciudadanía le cuesta entender los hechos de violencia que afectan negativamente su vida, y cuya evolución depende de decisiones que debe adoptar la autoridad.

Travestismo: una etapa superior del populismo

Los políticos nos han acostumbrado a apreciar su actividad como actos continuos de populismo, una práctica que no mira condiciones y resultados objetivos, sino que privilegia la propaganda. Las propuestas populistas a menudo desprecian las opiniones y fundamentos técnicos, puesto que para ellos se debe solamente maximizar el impacto en imagen, y ciertamente en resultados electorales.

El drama del desempleo

El desempleo constituye un serio problema en cualquier época para una sociedad. Es un resultado natural del estrechamiento de la actividad económica, como sucede con la pandemia que actualmente nos afecta y que lleva a un significativo deterioro en materia productiva.

Volver o no volver... ¿Esa es la cuestión?

Están muy claros los perjuicios que causa la suspensión que ha vivido la actividad del sistema escolar y educativo a todos los niveles. Están, desde luego, los perjuicios propiamente académicos, dado que en un gran número de casos hay ausencia de contacto suficiente del alumno con el sistema educacional, y eso provoca aprendizajes con severos retrasos respecto de la formación que debería estarse entregado.

Diálogo social

La violencia no es modo de entendernos como sociedad. Siempre han de existir apreciaciones distintas y diversas propuestas respecto a nuestra problemáticas- Pero recurrir a la violencia para imponer esas ideas no es siquiera una vía de solución, sino que es el camino para profundizar las diferencias, alejar la posibilidad de salidas de entendimiento, y crear confusión y dolor entre las víctimas. Chile ya ha pasado por muchos episodios de dolor a lo largo de su historia, incluyendo guerras civiles y golpes militares.

De dulce y agraz

El cambio de gabinete realizado el día de ayer contiene mensajes de dulce y de agraz. Por cierto era una medida que se anticipaba, dado que sobre el gabinete saliente pesaba la crítica sobre su débil su manejo político y en lo relativo a seguridad interna. Se ha dicho que el nuevo gabinete ha sido una forma de restaurar la unidad del conglomerado de gobierno, y de solucionar, además el problema que se percibía en Renovación Nacional divida como se observaba en dos sectores en pugna.

Unidad Nacional

La ciudadanía sufre gran desorientación bajo la égida de ambiguas señales por parte del quehacer político. Los anuncios se tropiezan unos con otros, mientras que los debates de política pública son nebulosos, con argumentos generalmente parciales y sometidos a visiones puramente ideológicas.

Jugando con fuego

Ya es un lugar común decir que la clase política “no da el ancho”, especialmente frente a las graves circunstancias que afectan al país y al mundo. Los conglomerados políticas están Inundados de discursos populistas, de airadas manifestaciones de inconsecuencia y de gran ignorancia en materias técnicas y políticas; ni siquiera se atreven a escuchar las voces de expertos.

Clase media

La clase media chilena ha sido un segmento importante de la sociedad chilena, que constituyó ni más ni menos que el eje central de las políticas públicas a partir de los años 30.

Una tenue luz

Las últimas estimaciones del Fondo Monetario Internacional reflejan con singular crudeza la magnitud de la crisis productiva y financiera que está viviendo el mundo. Bajo el terrible impacto de la pandemia que nos afecta, todos los países experimentarán un descenso brutal en su producto, y el comercio mundial sufrirá una fuerte contracción de casi 12%, lo cual también impactará negativamente a los países.

Una sociedad desolada

Nuestra sociedad está inundada por una aplastante ola de desesperanza y aflicción. Las noticias sobre la evolución de la pandemia son cada vez más decepcionantes, haciendo que todos y cada uno miremos al futuro con desaliento.

Para cimentar el futuro

Se ha consolidado un acuerdo político para favorecer una agenda fiscal cuyo norte es auxiliar a las familias que sufren las consecuencias de la recesión que nos afecta como resultado de la pandemia. Esa es una buena noticia, porque desde hace mucho se echa de menos el diálogo político que el país necesita en medio de sus dificultades y que la ciudadanía percibe como ausente.

Un mal que se prolonga

o más probable es que el segundo semestre de las instituciones educacionales sea impartido a distancia, tal como lo ha sido el primero. El traslado de estudiantes a los recintos educacionales representa un problema en las actuales condiciones, las que seguramente prevalecerán también durante los meses venideros.