OCDE: Chile debe mejorar la productividad, la protección social y aumentar los ingresos para una recuperación sostenible

|

OCDE3.web (1)

"Chile ha logrado una recuperación impresionante de la crisis del COVID-19, pero la pandemia ha obstaculizado el progreso pasado en la reducción de la pobreza y las disparidades sociales", consignó el Panorma Económico de Chile, presentado este viernes por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).  La entidad remarcó que el país "necesita reformas estructurales para impulsar la productividad, la protección social y los ingresos tributarios, al tiempo que aborda desafíos a corto plazo como la alta inflación".


Por lo pronto, el organismo valoró "el progreso en reformas significativas, incluida una pensión básica universal y planes para un sistema tributario más justo que pueda generar mayores ingresos. Las medidas para impulsar una mayor productividad, mejorar la competitividad, lograr que más chilenos accedan a empleos de calidad y mejorar la cobertura de la protección social también deberían ser una prioridad".

"Chile está dando pasos importantes hacia el fortalecimiento de su base tributaria y está cerrando brechas en la protección social", dijo el Secretario General de la institución, Mathias Cormann, al presentar el informe en Santiago junto con el ministro de Hacienda, Mario Marcel. "Las reformas complementarias para aumentar la productividad y la inversión ayudarían a generar un crecimiento más fuerte, más empleos y generar ingresos adicionales para permitir a Chile invertir más en el progreso económico y social", subrayó.


De acuerdo al estudio, las sólidas instituciones del país y el manejo prudente de las finanzas públicas permitieron una fuerte respuesta fiscal a la pandemia y una recuperación vigorosa. La economía chilena creció un 11,9% en 2021, superando con creces a sus pares de la OCDE y regionales. OCDE proyecta que el crecimiento se desacelerará a 1.9% en 2022 a medida que el crecimiento mundial se desacelera y la inflación, ahora en un máximo de 30 años, reduce el poder adquisitivo. "Gracias a una rápida respuesta de política monetaria, la inflación debería volver a la meta a principios de 2024", prevé la instancia multilateral.


Ingresos tributarios y cuellos de botella


El documento indica que "los ingresos tributarios de Chile, de solo el 21% del PIB, son muy bajos para los estándares internacionales, con cerca de un tercio de la fuerza laboral en empleos informales y solo una quinta parte de los chilenos que pagan impuesto sobre la renta personal."  El organismo recomienda "una reforma planificada que acercaría la recaudación de impuestos a los promedios de América Latina y la OCDE de 28% y 34%, respectivamente. Mayores ingresos fiscales ayudarían a fortalecer la resiliencia de las finanzas públicas y, lo que es más importante, ayudarían a financiar las crecientes necesidades sociales."


De esta foma, enfatizó que "las perspectivas de crecimiento a más largo plazo de Chile dependerán de su capacidad para abordar los cuellos de botella del crecimiento estructural, incluida la débil competencia y la baja inversión en investigación y desarrollo para promover la innovación."


"Después de muchos años de convergencia, la brecha de ingresos y productividad de Chile con respecto a las economías avanzadas se está ampliando nuevamente", se advierte en el dumento, recomiendándose "simplificar las engorrosas regulaciones y procedimientos de concesión de licencias que frenan la entrada y la inversión de nuevas empresas, aumentar la inversión en nuevas tecnologías y ampliar el acceso a una educación de alta calidad."


También hay margen para diversificar las exportaciones de Chile, todavía dominadas por la industria minera, y para mejorar la facilitación del comercio y la eficiencia de los procedimientos fronterizos.


Protección social y Energía renovable


La organización apuntó que "Chile tiene uno de los sistemas de protección social más completos de América Latina, pero la pandemia puso de relieve las brechas en la cobertura, particularmente para los trabajadores informales. Mejorar la cobertura de la protección social para todos, incluso a través de las pensiones, el acceso a los servicios de salud y el apoyo a los ingresos básicos, puede ayudar a reducir estas brechas."  En este plano, recomiendó elevar los niveles de pensión aplicando tasas de contribución progresivas y unificando los programas de asistencia social para lograr una cobertura más amplia. Las futuras reformas de las prestaciones sociales también deben prestar especial atención a cómo afectan a los incentivos para la creación de empleos formales.


Por otra parte, destacó que el país "está logrando avances significativos en energía sostenible, con fuentes renovables que ahora representan el 47% de la generación de electricidad, ya que la energía solar y eólica han ganado importancia. De cara al futuro, Chile tiene un potencial mucho mayor en la generación de energía renovable, superando con creces las necesidades domésticas."