Déficit habitacional en el Gran Santiago

|

Santiago 12En la última década, el Gran Santiago ha sufrido un gran crecimiento urbano en cuanto a poblacional y oferta inmobiliaria. Sin embargo, este fenómeno tampoco ha logrado solucionar un tema fundamental que afecta a una buena parte de la población: el Déficit Habitacional.

Según estudios realizados por AGS Visión Inmobiliaria, el déficit habitacional supone un conjunto de carencias que no sólo implican la falta de viviendas, este guarda relación con diversos factores que influyen en la calidad de vida de las personas que no han podido acceder a ella. Los múltiples elementos involucrados en el déficit habitacional configuran un escenario complejo, en el cual se ven afectadas no sólo las personas sin vivienda si no toda la sociedad civil.

Las dificultades que enfrentan los sectores más vulnerables de la población para acceder a una vivienda, sea propia o en arriendo, se debe principalmente a la dispar relación entre el aumento en los precios de las viviendas y el de los ingresos de los hogares en el último tiempo, lo cual es una lógica que ocurre en todas las ciudades desarrolladas del mundo en la medida que crece el PIB de estas. Además, esto se ve agravado por la inestabilidad político-económica del país y por medidas macroeconómicas que mal aplicadas disparan las tasas de financiamiento en virtud del riesgo país y el intento de contención de la inflación.

Así, el déficit habitacional afecta especialmente a los grupos de más bajos ingresos y limita las posibilidades de estos hogares de acceder tanto a créditos hipotecarios como a subsidios estatales. Originadas también por carencias económicas, se encuentran las situaciones de allegamiento y hacinamiento que afecta a los hogares y su capacidad de independizarse y acceder a una vivienda.

Dichos factores determinan la cantidad de hogares que requieren de una vivienda nueva, en donde, según datos del Censo 2017, entre las comunas del Gran Santiago se aprecia que la comuna con mayor déficit habitacional es la comuna de Santiago, con un 10,5% de los requerimientos de vivienda nueva. Las otras comunas que lo siguen son Puente Alto (5,5%), Maipú (5,1%) y San Bernardo (4,7%).

Si bien se han mejorado sustancialmente tanto en cantidad como en calidad las soluciones habitacionales, aun persiste un importante déficit, que requiere de una importante alineación público privada para lograr apalancar soluciones sostenibles en el tiempo. El desafío es mejorar sustancialmente los subsidios habitacionales, tanto en forma como fondo y al mismo tiempo, plantear soluciones de venta y arriendo, que permitan mejorar en el mediano plazo logar disminuir la actual brecha.

Los procesos de demolición y reconstrucción del suelo urbano son un importante mecanismo para generar nuevas áreas de desarrollo. Por este motivo resulta de gran importancia abrir nuevas posibilidades de suelo urbano en áreas centrales obsolcentes de la ciudad, a fin de generar mas tierra apta para soluciones habitacionales. Por este motivo es importan el rol público en la coordinación de los planes reguladores comunales, a fin de que sean consistentes en la generación de áreas de reconversión y de densidad equilibrada. Del mismo modo el estado debe asumir un importante rol subsidiario que permita apalancar e incentivar el desarrollo de proyectos sociales y de integración. Así el objetivo es generar barrios mixtos y no guetos, donde las oportunidades de la ciudad y de la mixtura social y de usos de suelo permitan el adecuado crecimiento y desarrollo de las familias.



Mapa Gran Santiago


Fuente: AGS Visión Inmobiliaria.