Ventas del comercio en regiones mejoraron durante el III trimestre tras la fuerte caída en cuarto anterior

|

TemucoLas ventas presenciales de septiembre del comercio minorista de las regiones de Valparaíso, Biobío y La Araucanía, según el índice que elabora mensualmente el Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC), se desaceleran respecto a agosto, mostrando bajas en Valparaíso y Biobío, mientras que La Araucanía marca un crecimiento.

En la Región de Valparaíso las ventas minoristas marcaron una baja real anual de 7,3% en términos totales, acumulando una caída de 20,9% entre enero y septiembre de este año. En términos de locales equivalentes las ventas en septiembre cayeron un 11,5% real anual, acumulando una baja de 23,7% real en los nueve meses del año.

En la Región del Biobío, las ventas del retail registraron una baja de 11,6% real anual en el noveno mes del año, acumulando entre enero y septiembre una baja real de 14,0%. En términos de locales equivalentes las ventas cayeron un 9,8% real anual, cerrando a septiembre con una baja de 10,4%.

Por último, en la Región de La Araucanía, la actividad comercial minorista evidenció un alza de 8,8% real anual en septiembre, cerrando los nueve meses del año con una caída de 9,8%. En términos de locales equivalentes el incremento fue de 14,9% real anual en el noveno mes del año, acumulando entre enero y septiembre una caída de 10,2% real.


Perspectivas 


Bernardita Silva, gerente de Estudios de la CNC, consigna en el reporte que tras la fuerte aceleración en las ventas de agosto, producto del levantamiento de cuarentenas en algunas comunas junto al retiro del 10% que impulsó fuertemente el consumo, las ventas de las regiones en estudio se desaceleran en septiembre en parte por retrocesos en el plan paso a paso en las principales comunas de Biobío, y continuidad de fase dos, que implica cuarentena los fines de semana, en Viña del Mar y Valparaíso.

Las tres regiones en estudio, indica la ejecutiva, experimentaron en el tercer trimestre resultados significativamente mejores al segundo cuarto del año, período marcado por un mayor encierro, y los resultados de los trimestres móviles también dan cuenta de una tendencia positiva en los últimos períodos.

"Para adelante se espera una lenta recuperación, variables más bien transitorias han sido las que han impactado positivamente al sector y para el último cuarto del año ayudará la menor base de comparación producto del estallido social de 2019 que afectó a las principales ciudades del país, sobre todo en los meses de octubre y noviembre", señala Silva.

"El mercado laboral ha venido mostrando mejores resultados en los últimos trimestres móviles, pero aún estamos frente a altos niveles de desempleo. A su vez, las familias están enfrentando una alta carga financiera de la mano de una reducción de sus ingresos lo que afectará su comportamiento de compra futuro. Por eso la recuperación efectiva del consumo va a depender de la capacidad de recuperar empleos formales y de calidad", añadió.

Concluyó que "ante este difícil y desafiante escenario que estamos atravesando enfrentamos también la posibilidad de posibles rebrotes y a esto se suma también un grado no menor de incertidumbre interna ante los distintos procesos políticos que estamos atravesando. Se estima eso sí que lo peor ya pasó, el Banco Central en su IPoM de septiembre ajustó sus expectativas de crecimiento hacia arriba mencionando que han aparecido signos de estabilización y mejoras en ciertos sectores, junto a las últimas cifras de contagio que dan cuenta de un mejor escenario sanitario."