Recomiendan instrumentos en UF ante perspectivas para la inflación

|

Inflaciu00f3n


El INE informó que este miércoles el IPC de junio presentó una variación de -0,1% con respecto al mes previo. La cifra estuvo "en linea con las proyecciones del mercado. Esto implica que desde inicio de año a la fecha la inflación acumula una tasa de 1,2%, mientras que a 12 meses consigna una variación de 2,6%", consignó el Departamento de Estudios de BICE Inversiones, a través de su reporte económico. En particular, ocho de las doce divisiones que componen el índice presentaron variaciones negativas en sus precios, destacando la baja en la división de transporte y de salud. Por el contrario, destacó el alza en la división de alimentos y bebidas no alcohólicas. En cuanto al indicador que excluye productos con precios más volátiles (IPC SAE) y que se relacionan más estrechamente con la evolución de la economía, se informó que presentó una variación similar de -0,1% respecto de mayo, con lo que en doce meses muestra una variación de 2,0%.

De acuerdo a BICE, "el IPC de junio presentó una variación negativa de -0,1% en el periodo, lo que resultó menor a nuestra proyección de 0,0%. Así, la inflación en términos anuales retrocedió a un nivel de 2,6%, desde el nivel de 2,8% mostrado en mayo."

En el detalle, precisó, "ocho de las doce divisiones que componen el índice registraron variaciones negativas, aunque en general acotadas. Destacaron los descensos en las divisiones de transporte, en especial con sus productos combustibles y transporte de pasajeros por vías urbanas, y la de salud, donde la caída más importante fue la de productos farmacéuticos. Por otra parte, la división de alimentos registró el alza más relevante, donde destacaron productos como la carne y los lácteos.Con respecto a la inflación que excluye a los precios más volátiles (IPC SAE) y que puede estar más vinculada a la evolución de economía, tuvo una variación similar de -0,1%, lo que en términos anuales la ubica en un nivel de 2,0%. Es relevante destacar que en esta medición observamos un nivel de imputación de precios cercano al 30% (el promedio histórico es de 10%), esto debido a la mayor dificultad en el levantamiento de precios que realiza el INE producto de las restricciones sanitarias como la cuarentena, lo que podría disminuir la precisión en la medición."

Según la entidad financiera, "en general, estamos viendo un comportamiento de los precios consistente con la evolución que está teniendo la economía, producto de las medidas sanitarias como la cuarentena, que puede restringir la demanda de ciertos bienes o servicios (como el transporte de pasajeros) o la disminuir la oferta de otros (como los alimentos), lo que impulsaría su precio. La evolución que están teniendo los contagios nuevos en el país, en especial en la región metropolitana, nos hace creer posible el levantamiento de las medidas más restrictivas a fines de este mes o principios de agosto, lo que permitiría un aumento gradual de la actividad económica, lo que evitaría una tendencia bajista sostenida en los precios. Con respecto a los combustibles, estos en el año acumulan una caída cercana a -8%, tendencia que podría mantenerse por el mes de julio, pero ya en agosto sería posible empezar a ver alzas, esto dada la evolución del precio del petroleo internacional, que ya opera cercano a los USD 40 por barril y los mecanismo establecidos por el estabilizador de precios Mepco."


Perspectivas


BICE Inversiones concluyó que "en términos de perspectivas de corto plazo, proyectamos registros cercanos a 0,1% para julio y agosto. Si bien los registros de corto plazo pueden ser volátiles, nuestra proyección es que la inflación finalizaría este año en un nivel de 2,1%, mientras que el 2021 lo haría en un nivel de 2,7%, lo que permitiría que el Banco Central de Chile mantenga su tasa de referencia en el nivel actual (0,5%) de manera prolongada, para que en su horizonte de proyecciones, de dos años, la inflación converja a su meta de 3,0%. Lo anterior, no se encuentra reflejado en los precios actualmente, pues las compensaciones inflacionarias para el mediano y largo plazo están más cercanas al rango de 2,0% a 2,5%, lo que es incluso menor para las proyecciones de plazos menores. Lo anterior, puede estar vinculado a una sobrereacción en los precios a las noticias de corto plazo. De este modo, con un horizonte de inversión de más largo plazo, cuando los precios del mercado se ajusten al nivel de inflación que proyectamos, los instrumentos en UF se verían favorecidos con un mayor retorno. Dado lo anterior, es que para el inversionista con un mayor horizonte de inversión, recomendamos aumentar la exposición a esta clase de instrumentos, lo que se puede hacer a través del Fondo BICE Renta UF."

IPC Graf junio20