​Utilidades de Codelco cayeron en 2019 pese a “enmendar el rumbo” durante II semestre

|

Codelco 2


Codelco informó este viernes que los excedentes generados en 2019 sumaron US$ 1.340 millones, con una caída anual del 17%. Con todo, según comunicó la minera estatal, se “logró corregir el rumbo en cuanto a producción y a costos durante la segunda mitad del año, lo que impactó de manera positiva en sus resultados finales.”

La producción propia de cobre fino fue de un millón 588 mil toneladas, 5,3% inferior al año anterior, “debido a los eventos climáticos en el norte, la huelga de algunos sindicatos en Chuquicamata y otros problemas operacionales ocurridos en el primer semestre”, apuntó la firma.

Los costos directos (C1) fueron levemente superiores a los de 2018 (1,8%) debido a la menor producción, lo que fue compensado con la implementación de un potente plan de ahorro; menores gastos en servicios, renegociaciones de contratos críticos, proveedores low cost y el incentivo al uso de bodegas extracontables.

El costo neto a cátodo, alcanzó los 225 c/lb, 2,8% menos que el año anterior. “Esta positiva cifra se debe a los menores gastos no operacionales (castigos, provisiones y otros) y a la venta de la filial GNL Mejillones, que responde a la definición de la compañía de poner foco en el negocio principal, la producción de cobre”, precisó la firma.

En los resultados, destacó los esfuerzos comprometidos y cumplidos para el segundo semestre. Los costos C3, por ejemplo, fueron 19% más bajos que en el primer semestre. Mientras, la producción de la segunda mitad del año creció en 24%, un salto que se debió a la mayor continuidad operacional y mejor gestión. Gracias al esfuerzo hecho en el segundo semestre, los excedentes por US$ 318 millones que se generaron en el primero, sumaron otros US$ 1.022 millones en la segunda parte del año, hasta alcanzar los US$ 1.340 millones.

La generación de caja operacional (Ebitda), en tanto, llegó a US$ 4.043 millones, US$ 653 millones por debajo del año pasado, con un margen de 32%. La variación obedece al precio del cobre y a la menor producción.

A pesar del complejo escenario actual, Codelco logró un financiamiento adicional de largo plazo por US$ 2.000 millones, a 10 y 30 años, lo que fortaleció la posición de caja en el balance. Con esto, la razón de endeudamiento de la estatal quedó en 4,06 veces.


Chuquicamata Subterránea y proyectos estructurales


Este año destacó la inauguración del primero de los proyectos estructurales, Chuquicamata Subterránea, una mina altamente tecnologizada y preparada para los estándares de seguridad y sustentabilidad del siglo XXI, que dejará atrás, en un par de años, la explotación del rajo abierto más grande del mundo.

Respecto de los demás proyectos, Traspaso Andina, en la región de Valparaíso, llegó a 83% en el avance de su construcción y será inaugurado en 2020 para alargar la vida de la mina.

En tanto, en la Región de O'Higgins, Andes Norte presenta un avance total de 56%, mientras avanzan las obras tempranas de Andesita (32%) y Diamante (22%). Estas tres obras constituyen el Proyecto de Desarrollo El Teniente que permitirá extender por 50 años esta operación, a través de la explotación del nivel más profundo de la mina.

Por su parte, el avance de las obras de Rajo Inca, obra ubicada en Atacama, llegó a 83%.


Plan de transformación


En 2019 destaca el plan estratégico de negocios que lanzó la empresa en diciembre, con una transformación que busca mejorar la productividad, bajar los costos y aumentar los excedentes, con la promesa de generar US$ 1.000 extras en excedentes a partir de 2021 (respecto de 2018) y, aproximadamente, US$ 8.000 millones en ahorros en inversiones entre 2019-2028.

La empresa tiene una hoja de ruta, con 150 iniciativas que se están implementando y que son de un alto nivel de desafío. En estos meses, la compañía ha avanzado en priorizar los mejores proyectos, aplicarles un diseño lean (más ajustado a las verdaderas necesidades) y mejorar la productividad de sus construcciones, así como optimizar todos sus contratos con proveedores e implementar estrategias de mantenimiento para la continuidad operacional. Lo que se busca, en concreto, es que Codelco se enfoque en el negocio principal, esto es, la producción de cobre fino.


Las medidas de Codelco ante Coronavirus


Disminución de las dotaciones presentes en las faenas, rigurosa limpieza de espacios, resguardo de la distancia entre las personas y teletrabajo para el personal administrativo, son sólo algunos de los puntos del estricto protocolo que se está aplicando en la estatal en tiempos del Covid-19.

Codelco reitera que el cuidado de la salud y la vida es el primero de sus valores, por lo cual, se están implementando las medidas más estrictas de higiene y prevención prevenir el Coronavirus.

Las operaciones están aplicando rigurosa limpieza de los espacios y resguardando la distancia entre las personas. Así también, se redujeron las dotaciones en las faenas y el personal administrativo está con teletrabajo.

El miércoles, además, la compañía anunció la suspensión temporal por 15 días de las obras remanentes del Proyecto Mina Chuquicamata Subterránea, las obras tempranas de Rajo Inca y las obras de montaje de Traspaso Andina, para disminuir al mínimo las densidades de dotaciones de proyectos y reducir los traslados aéreos y terrestres, en pro de la seguridad de las personas.

Cabe recordar que la enorme crisis ha golpeado con fuerza el precio del cobre, que ha caído a niveles históricos, mientras la demanda del metal rojo también decrece día a día. Codelco se esfuerza en preservar la continuidad operacional, la liquidez y la salud financiera, todos factores clave para sostener su compromiso con el país, especialmente porque los recursos que genera la cuprífera serán más relevantes que nunca para ayudar a superar los efectos económicos de la pandemia.