​Banchile Inversiones: ante el aumento de riesgos, asoma una política más expansiva en Chile

|

Industria chileEl aumento de riesgos en la economía ha generado que el camino de una política más expansiva gane terreno en el mercado. Según la entidad financiera, “la última actualización de proyecciones del Fondo Monetario Internacional en julio, aun cuando incorporó correcciones a la baja, dio cuenta de una economía global que continúa creciendo. Se destacó que los riesgos para la actividad mundial y la incertidumbre en torno a los conflictos comerciales han aumentado de forma considerable en el último tiempo. Por una parte, la disputa comercial entre EE.UU. y China sigue siendo un foco de riesgo, toda vez que ya ha traspasado el ámbito netamente comercial. Las últimas noticias apuntan a una prolongación del conflicto con el anuncio por parte del Presidente Trump de nuevos aranceles a las restantes importaciones chinas, las que posteriormente se aplazaron para diciembre (reconocimiento implícito que dichas medidas afectarían a los consumidores estadounidenses en las fiestas de fin de año).” El documento añade que “el comercio mundial se ha ralentizado y los indicadores manufactureros internacionales continúan registrando una trayectoria a la baja, siendo más pronunciada en el caso de la zona euro. En el plano de la política monetaria, los principales bancos centrales han profundizado la orientación hacia un sesgo expansivo. Entre ellos, la Fed recientemente realizó el primer recorte en la tasa de los fondos federales (25 pb) desde la Gran Crisis Financiera (2008). A nivel doméstico, en tanto, “ los datos de la primera mitad del año dan cuenta de un crecimiento menor a lo esperado, explicado en gran parte por factores transitorios (efectos meteorológicos, mantenciones mineras y huelgas), y también por el impacto que ha tenido la debilidad de la economía internacional en el sector exportador y la baja en el dinamismo en el consumo de los hogares. En el ámbito de las confianzas, tanto la de consumidores y de empresas, se han deteriorado desde comienzos de año, cayendo particularmente la expectativa con respecto al mercado laboral en el caso de los hogares.”

Así, se indica que “los datos de las Cuentas Nacionales revelan un desempeño aún débil de la economía chilena, con una Demanda Interna que se expande sólo en 1,8% el segundo trimestre (0,8 pp menos que lo registrado el trimestre previo). En síntesis, llama la atención la pérdida de dinamismo del consumo de hogares al tiempo que la inversión da cuenta de mejores cifras, amparado principalmente en más obras de ingeniería. En suma, para cerrar el 2019 con una tasa de crecimiento anual de 2,6%, se necesitaría crecer, en promedio, 3,4% el segundo semestre.”

Según Banchile Inversiones, “la evolución del escenario macro indica que la economía habría ampliado las brechas de capacidad en la primera mitad del año, las cuales no se cerrarían en el corto plazo. Esto acotaría las presiones inflacionarias futuras, en particular de la inflación subyacente, la cual se ubica en la parte baja del rango meta. En tanto, la apreciación global del dólar, en parte, compensaría la baja en la inflación de servicios.” De esta manera, la institución espera una reducción de 50pb en la RPM de septiembre, “recorte justificado por una inflación aún baja, la pérdida de dinamismo observada en la Demanda Interna, las nuevas expectativas de retiro de estímulo monetario en EE.UU. y Europa y los riesgos externos para la actividad económica. De ahí en más, esperamos una mantención prolongada en la tasa, pausa sujeta a que la recuperación de la actividad que avizoramos para el segundo semestre, se concrete.”