Opción de un recorte mayor de tasa en septiembre gana terreno en el mercado

|

Inflaciu00f3nLas cuentas nacionales del segundo trimestre explican el detalle de la expansión de 1,9% anual del PIB. La cifra se ubicó en línea a lo que adelantaban los números de IMACEC. En términos desestacionalizados, por su parte, se registró una expansión de 0,8% con respecto al trimestre anterior. Con todo, el crecimiento del PIB del primer semestre cerró en 1,8% anual, esto significa que, para cerrar el 2019 con una tasa de crecimiento anual de 2,6%, se necesitaría crecer, en promedio, 3,4% el segundo semestre.

Tal como lo consigna el Departamento de Estudios de Banchile Inversiones, por el lado del origen, el PIB reveló contribuciones positivas de la mayoría de los sectores, salvo por las caídas registradas en el sector agropecuario-silvícola y en la industria manufacturera. De esta manera, la expansión del segundo trimestre fue liderada por el desempeño de los servicios, en especial los personales y empresariales. Destaca el sector comercio, el cual da cuenta de una pérdida de dinamismo, con un crecimiento de 1,5% en el trimestre (2,4% el trimestre previo).

Por el lado del gasto, el consumo de personas lideró la expansión del PIB, a pesar de reducir su ritmo de crecimiento. Sobresale, además, el consumo de servicios que compensó la caída de la parte durable, mientras que la parte no durable registra una menor contribución al PIB que el trimestre previo. El desempeño de la inversión en tanto, da cuenta de una aceleración explicada principalmente por el componente de construcción (asociado en su mayoría a obras de ingeniería), frente a una baja en el ritmo del componente de maquinaria. Por último, las exportaciones e importaciones se redujeron en 3,2% y 3,5%, respectivamente.

Por otro lado, durante el segundo trimestre del año el déficit de la cuenta corriente llegó hasta 4,1% del producto, acumulando un saldo negativo de 3,6% del PIB en doce meses. El resultado del trimestre fue explicado por el saldo negativo de la renta (US$ -3.044 millones) y por el déficit de la balanza de bienes y servicios (US$ -176 millones), los cuales no alcanzaron a ser compensados por el aporte de las transferencias (US$ 291 millones).

"Con todo, se observa un desempeño aún débil de la economía chilena, con una Demanda Interna que se expande sólo en 1,8% el segundo trimestre (0,8 pp menos que lo registrado el trimestre previo). Llama la atención la pérdida de dinamismo del Consumo de hogares al tiempo que la inversión da cuenta de mejores cifras, amparado principalmente en más obras de ingeniería", apuntan desde Banchile Inversiones. "De esta manera, esperamos (para la tasa de interés) una reducción de 50 puntos base en la RPM de septiembre (hoy en 2,50%), recorte justificado por una inflación aún baja, la pérdida de dinamismo observada en la Demanda Interna y la situación internacional", concluyó el reporte.

PIB Trimestral 2t 2019

Cuentas Nacionales 2T