Bolsonaro ante bloqueo de fondos: Brasil “no necesita” recursos alemanes para preservar el Amazonas

|


Bolsonaro (Brasil)El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha asegurado este domingo que el país sudamericano no necesita los recursos de Alemania para preservar la Amazonia, después de la decisión del Gobierno alemán de bloquear fondos por 35 millones de euros por el aumento de la deforestación y la supuesta falta de compromiso medioambiental del país americano. "Pueden usar ese dinero como mejor les parezca. Brasil no lo necesita", ha declarado Bolsonaro.

El jefe de Estado, favorable a una menor fiscalización de las normas medioambientales en Brasil, ha reiterado que algunos países extranjeros buscan "apoderarse" del país sudamericano, en declaraciones a la prensa. Alemania "no va a comprar la Amazonia", ha dicho el líder ultraderechista, que en las últimas semanas ha atacado la medición oficial de deforestación. Brasil alberga más del 60% de la selva amazónica, que está siendo talada a una creciente tasa para generar más tierras de cultivo. Según los datos del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), la Amazonia ha perdido 5.879 kilómetros cuadrados en los últimos 12 meses, un 40% más que un año antes.

La ministra de Medio Ambiente germana, Svenja Schulze, anunció este sábado al diario alemán Tagesspiegel el bloqueo de fondos destinados a la conservación de la selva y programas de biodiversidad hasta que la tasa de declive alcance niveles alentadores otra vez. "La política del Gobierno brasileño plantea dudas en cuanto a la continuación de una reducción sostenida de la tasa de deforestación", declaró la ministra. Desde 2008 hasta este año, Berlín ha pagado 95 millones de euros en apoyo a varios programas de protección ambiental en Brasil.

El corte de ayudas no afecta a los proyectos ya en marcha, ni al Fondo Amazonia, dedicado a la protección ambiental, aunque en mayo el Gobierno brasileño pidió a Alemania y Noruega, los principales patrocinadores, cambios en su gestión. Noruega, que ha contribuido con la mayor parte del fondo, ha amenazado con retirarse y el año pasado dijo que los aportes a Brasil serían reducidos a la mitad y que incluso se podrían eliminar. Creado en 2008, el fondo está destinado a mejorar la gestión de zonas protegidas, así como el control y la fiscalización del medioambiente, promover actividades económicas sustentables y ayudar a la recuperación de áreas degradadas, entre otros fines. (El País)